1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Así es Alemania

Cumbre Educativa: Alemania discute sobre su talón de Aquiles

Es el talón de Aquiles del sistema social alemán. Los estudios la critican, los organismos internacionales le ponen mala nota. La educación alemana necesita reformas, y sobre ellas debate en Dresden la clase política.

default

El futuro del sistema educativo a discusión en Dresden.

“Me marché porque no quería que mi hijo fuera aquí al colegio”, cuenta a Spiegel TV un antiguo vecino de Neu Köln. En este barrio berlinés, el 50% de la población es inmigrante, el 35% no tiene trabajo. Muchos niños llegan a la escuela sin hablar una sola palabra de alemán, la mayoría de ellos encuentran en sus casas un ambiente poco proclive al estudio. En su pasión por el “ look retro” los habitantes de la capital están redescubriendo Neu Köln, pero cuando a la descendencia le llega la edad de ir a clase empiezan las mudanzas.

BdT Bundeskanzlerin Merkel Ministerpräsidenten und Bundesminister stellen sich vor dem Qualifizierungsgipfel in Dresden zu einem Gruppenbild auf

La canciller alemana, Angela Merkel, y los primeros ministros de los Estados federados en Dresden.

El caso de Neu Köln es extremo. La política social alemana se ha esforzado con éxito relativo por evitar los guetos. Pero aun lejos de los barrios “problemáticos” el sistema educativo no deja de ser injusto ni de castigar al inmigrante. Lo dicen todos los informes, incluido el que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) presentó ayer martes en París.

Sin embargo, la canciller, Angela Merkel, no ha pedido a sus colegas que acudan a la Cumbre Educativa de Dresden para hablar sobre la desigualdad de oportunidades, así que de partida uno de los temas más candentes en el debate por la formación de las futuras generaciones se queda fuera. Tampoco la pregunta sobre quién costeará las reformas necesarias viene a cuento en esta conferencia, advierte la Ministra de Eduación, Annette Schavan. Y muchos temen que en el encuentro no supere las palabras y los propósitos.

Cumbre y contracumbre

Rechtschreibereform

"Educación, escuela, aprender": sin formación no hay futuro.

Por la educación pasa la lucha contra la pobreza, recuerda una vez más la OCDE en su último estudio: las personas cualificadas corren menos peligro de caer en el desempleo de larga duración o en los segmentos laborales mal remunerados. “Estamos hablando del futuro de las personas en nuestro país. La educación es la condición esencial para el empleo y para prosperar en el trabajo”, coincide Angela Merkel.

Además, “si queremos conservar nuestra posición en el mercado mundial, tenemos que agotar todo nuestro potencial económico”, dice el presidente de la Cámara de Comercio Alemana, Ludwig Georg Braun. Es decir: si Alemania no forma a sus futuros trabajadores está cavando la tumba de su propio crecimiento. Por eso es importante la Cumbre de Dresde, opina Braun, porque el 20% de los niños por cada año escolar corre en Alemania el peligro de no llegar nunca a finalizar sus estudios básicos, “y eso es algo que tenemos que cambiar”.

Symbolbild Kind, Kinderschutzbund, Kalenderblatt

El 20% de los niños por año escolar podría no acabar la escuela.

Braun propone ampliar el sistema de escuelas abiertas hasta la tarde, en las que se ofrece apoyo a los menores y se los cuida hasta que los padres salen trabajar. Merkel quiere hablar en Dresden sobre la posibilidad de fomentar el aprendizaje del alemán entre los pequeños de padres extranjeros antes de que éstos lleguen a la escuela, o de que puedan acceder a las escuelas superiores personas con formación laboral en una materia pero sin el hasta hora requerido examen de ingreso.

Pero pese a las buenas intenciones a la Cumbre se le multiplican los escépticos. La critica la oposición por inefectiva, los primeros ministros de los Estados federados por entrometida y estudiantes, profesores y expertos en educación por cobarde: éstos últimos han organizado una "contracumbre" en la que sí se habla de cómo la temprana separación de los niños en diferentes tipos de escuelas, con diferentes tipos de posibilidades formativas, margina al inmigrante y a los hijos de las familias de clase baja; sobre la gratuidad del material escolar y sobre el delicado tema de las tasas universitarias.

Entre el dinero y la filantropía

“Espero que la Cumbre no dure más de tres horas”, declaró Wolfgang Böhmer, primer ministro de Sajonia Anhalt, al diario Welt, “la educación es competencia de los Estados”. Pero al mismo tiempo que exigen que se respete su derecho a la no intromisión del Gobierno central, los Estados han abierto el debate sobre la financiación del sistema educativo y piden más dinero de las arcas berlinesas para costearlo. “Esta es una Cumbre Educativa, no financiera”, ha sido la sentenciosa respuesta de Annette Schavan.

Studenten Demonstration gegen Studiengebühr

Manifestación contra las tasas universitarias, Mannheim, febrero de 2005.

Y la ministra aprovechó el púlpito de Dresden para defender las tasas con las que se gravan las plazas en las universidades públicas y que su partido, la Unión Cristianodemócrata, ha ido implantando paulatinamente en los Estados por él regidos. Según un informe del mismo ministerio de Educación, unos 18.000 jóvenes dejaron de ir a la universidad en 2006 a causa de estas cuotas, ya de por sí muy discutidas en Alemania y de las que la socialdemocracia, los verdes y la izquierda reniegan. “La sociedad debe estar preparada para invertir en educación, para hacer algo por la educación, para no dejar a nadie de lado y para apoyar a todos”, ha declarado la canciller y promotora de la Cumbre de Dresden. La pregunta es si además de la sociedad también la política está dispuesta a hacer suyo tan leal compromiso.

DW recomienda