1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Cumbre del G20 contra la evasión fiscal

El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, insiste en la implantación del sistema de intercambio de información fiscal automatizado.

Los países miembro del G20 y de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) se proponen lograr antes de fin de año una hoja de ruta para avanzar en la lucha contra la evasión fiscal, tema presente en diversas declaraciones de hoy al inicio de la cumbre del grupo en Estambul.

Al referirse a este tema, el ministro de Finanzas de Alemania, Wolfgang Schäuble, señaló al margen de la cumbre que el objetivo es "avanzar en lo que hemos logrado en los últimos años". Schäuble aseguró no que no cederá a la hora de ejercer presiones "para que se implemente el intercambio automático de informaciones acordado".

En el marco del encuentro que reúne a los titulares de las carteras de Finanzas de los países miembros del G20, el director del Centro de la OCDE para Políticas Fiscales, Pascal Saint-Aman, aseguró que las empresas multinacionales aún cuentan con numerosas vías para hacerlo.

Según la organización internacional, 124 países colaboran en los esfuerzos por frenar la evasión. Simultáneamente, el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, advirtió que en los países emergentes la brecha entre ricos y pobres es cada vez mayor. "No sólo debemos apuntar hacia un crecimiento fuerte, sostenible y equilibrado, sino también hacia un crecimiento cada vez más inclusivo", instó.

Crecimiento contra la desigualdad

Al inicio de la cumbre del G20 la OCDE presentó su informe anual "Reformas de Política Económica: A por el crecimiento", en el que advierte además del reto político que supondrá el elevado desempleo e instó a los gobiernos a priorizar planes que estimulen un crecimiento económico.

En la mayor parte de los países industriales el ritmo de las reformas estructurales se redujo en los últimos años, señala el organismo. Sin embargo, apunta que en los países emergentes el ritmo de reformas se aceleró. Según la OCDE, en los países de ingresos bajos, el foco debería ponerse en la educación.

Un plan para Grecia

Respecto a la situación en Grecia, Schäuble insistió hoy en que el país necesita un programa de rescate si quiere superar sus problemas financieros. "Sin programa será difícil para Grecia", declaró a los periodistas. Y añadió que "nunca hemos impuesto a nadie un programa ", mostrándose intransigente ante las propuestas expuestas por el nuevo Gobierno griego, que pide el fin de la austeridad y una renegociación de la deuda pública.

Ante esa posibilidad, Schäuble alertó hoy de que no sabe cómo reaccionarían los mercados financieros si Grecia se quedara sin programa de rescate, lo que requiere ciertas medidas de austeridad y reforma.

LGC (dpa / EFE)