1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Cumbre de Corea: posibilidad histórica

La cumbre de las dos Coreas, que comenzó hoy, tiene una dimensión histórica y puede ser el comienzo de una nueva era, dice experto alemán.

default

El presidente de Corea del Sur, Roh Moo Hyun y su esposa, Kwon Yang Sook, cruzan la frontera con Corea del Norte: alto contenido simbólico.

La cumbre de los presidentes de Corea del Sur y del Norte puede ser el comienzo de transformaciones históricas, según Hartmut Koschyk, presidente del grupo parlamentario germano-coreano en el Bundestag (Parlamento federal de Alemania).

“Esta vez se dan condiciones marco muy diferentes a las de la cumbre coreana de julio del 2000”, dijo el político socialcristiano en una entrevista realizada por la radio alemana RBB.

Roh Moo-hyun und Kim Jong II schütteln sich die Hände

Roh Moo Hyun (der.) y Kim Jong Il se saludan en Pyongyang: nuevas condiciones marco.

“Esta cumbre está precedida por una fuerte aproximación entre Corea del Norte y los Estados Unidos, se han registrado considerables avances en las conversaciones a seis bandas que se llevan a cabo en Pekín y nos hallamos muy cerca de llegar a un acuerdo para un desarme nuclear en la península coreana”, agregó Koschyk.

Por ello no podría sorprender, agregó el experto, que ambos jefes de Estado den primeros pasos hacia la firma de una paz duradera y un acuerdo para declarar a la península zona libre de armas nucleares.

Una complicada situación político-histórica

Ambos Estados se hallan hasta ahora formalmente en estado de guerra, ya que luego del armisticio de 1953 que siguió a la Guerra de Corea (1950-1953) nunca se firmó un tratado de paz. Un intento al respecto fracasó en 1954.

Corea del Norte sí acordó en 1961 sendos tratados de amistad con la Unión Soviética y la República Popular China, que incluyeron cooperación económica y asistencia militar mutua en caso de conflictos armados. Rusia, como sucesora de la URSS, canceló el acuerdo en 1996 y lo sustituyó en 2006 por otro que ya no contiene una cláusula de asistencia militar. El tratado con China aún está vigente, pero las obligaciones de asistencia mutua han sido reducidas considerablemente.

Por otra parte, Corea del Norte retiró en abril de 2003 su adhesión al Tratado de No Proliferación Nuclear, que había firmado en 1985. Luego de largas negociaciones con los EE. UU., Corea del Norte aceptó, sin embargo, recientemente cerrar la planta de producción de material nuclear y permitir controles internacionales.

Pasos concretos hacia un tratado formal de paz y el desarme nuclear supondrían por lo tanto efectivamente significativos avances hacia una definitiva distensión en la región.

¿El prolegómeno de nuevos tratados?

Luego de cruzar a pie la frontera entre ambas Coreas –un acto con un alto contenido simbólico- el presidente surcoreano, Roh Moo Hyun, arribó hoy a Pyongjang, donde fue recibido por el máximo dirigente norcoreano, Kim Jong Il. La televisión surcoreana mostró imágenes en las que ambos, luego de saludarse en una gran plaza, recibieron los honores de una guardia de honor, al son de música militar.

La presencia de Kim Jong II, que generalmente evita mostrarse en público, causó cierta sorpresa, ya que no había sido anunciada. Luego Roh se reunió con Kim Yong Nam, que encabeza la Presidencia de la Suprema Asamblea Popular de Corea del Norte y está considerado el “número dos”, después de Kim Jong Il.

Tema del encuentro fueron medidas concretas para fomentar un nuevo orden de paz para la península coreana, según informaron medios surcoreanos. Para mañana miércoles están planeadas dos reuniones oficiales con de Roh con Kim Jon Il. La cumbre tiene una duración prevista de tres días en total.

DW recomienda