1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Cultivos más variados, mejor alimentados

En el marco de la Semana Verde en Berlín, la ONG alemana “Brot für die Welt” presentó su campaña “Comer no es suficiente”. DW habló al respecto con Stig Tanzmann, agrónomo de dicha organización humanitaria.

Campo de soja en la Amazonía brasileña.

Campo de soja en la Amazonía brasileña.

Deutsche Welle: ¿Por qué apoya la ONG de la iglesia luterana alemana “Brot für die Welt” (Pan para el Mundo, en castellano) la campaña “¡Basta ya!”

Stig Tanzmann: Porque creemos que es necesario tratar temas controvertidos como la política de comercio, la exportación de carne y la cría de animales, así como el derecho a la alimentación. Con ¡Basta ya! analizamos en los medios los problemas en América Latina, África, Europa del Este y el Sureste de Asia.

Satisfacer el hambre con pan no es suficiente. ¿Qué hacen para que no solo se combata el hambre, sino la desnutrición?

Se requiere una reorientación de la política y la investigación. Con la campaña ¡Basta ya!, recalcamos que satisfacer el hambre no es suficiente, decimos que no basta que las personas consuman calorías sino que deben recibir una alimentación equilibrada. Pero también se necesita un cambio de política.

Hasta ahora, solo hemos hablado de cuántas toneladas se deben producir en cada cosecha. Hoy tenemos que hablar de lo que se produce en los campos. Si muchos pequeños agricultores siguen cultivando solo arroz, con el tiempo van a sufrir de desnutrición. Pero si producen varias cosas en su pequeña parcela, se podrán alimentar mejor, no tendrá escasez y, a lo mejor, podrán vender los excedentes.

¿Cuál es la relación entre la política en Alemania y la alimentación en los países pobres?

Alemania es un socio importante en la cooperación para el desarrollo y promueve, cada vez más, la producción de alimentos básicos en los centros de innovación verde. Pero lo que se está reforzando aquí son las cadenas individuales de valor agregado del arroz, el maíz y la soja.

Lo que ahora buscamos es el fortalecimiento de las cadenas multifuncionales de valor agregado, con la mira puesta en la dieta de las personas y no en la producción. Necesitamos una producción e investigación versátiles, por el bien de las granjas en los países en desarrollo y la solución de sus problemas.

Stig Tanzmann, de Brot für die Welt

Stig Tanzmann, de Brot für die Welt

Si Alemania, por ejemplo, sigue importando más soja de América del Sur para la alimentación de animales, promueve allá la masiva producción unilateral para la exportación. Y como el cultivo de soja requiere de grandes áreas, muchas personas han sido desplazadas de sus tierras. Por ello les recomendamos a nuestros socios en América Latina, cultivar solo alimentos para su propio consumo. En todo caso, alimentos que no deben ser modificados genéticamente. Además, buscamos convencerlos de que los monocultivos no son convenientes porque representan un riesgo para la sostenibilidad de la producción y la alimentación en el futuro. Este es el caso de Brasil, por ejemplo.

Nosotros apoyamos los cultivos de diversas frutas, por ejemplo. Además, promovemos los comedores escolares, a los que se les pueden vender los productos naturales cultivados en granjas propias. En Brasil, el 30 por ciento de la comida destinada a las escuelas públicas debe ser comprado a los agricultores locales. Así, la ley regula el tipo de producción y las ventas.