1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

"Culpa por omisión"

El debate acerca de la legitimidad de la eliminación de Bin Laden por parte de EE. UU. en el marco del derecho internacional es analizado por editorialistas europeos.

Muerte de Bin Laden: debate legal sobre su legitimidad.

Muerte de Bin Laden: debate legal sobre su legitimidad.


Neue Zürcher Zeitung
, de Zúrich: “¿Es la lucha contra el terrorismo una guerra o es la persecución de delincuentes políticos a través de la policía y la justicia? La persecución penal se orienta por el principio de la equidad y debe aclarar la culpa individual en un proceso legal. En los hechos de guerra, por el contrario, se autoriza incluso la muerte de civiles mientras no sean excesivas o se ejecuten intencionalmente. El combate contra el terrorismo tiene inevitablemente una doble naturaleza: es una guerra (en el extranjero) y una persecución penal (en juicios contra terroristas en Europa). Pero los europeos tienen muchos escrúpulos al respecto, y la política alemana en especial ha hecho de la hipocresía un verdadero arte. La lucha contra el terrorismo comporta muchos dilemas morales. Uno de ellos es la culpa por omisión.”


“La guerra asimétrica de Bin Laden”

Die Presse, de Viena: “Expertos en derecho internacional debaten acertadamente acerca de la eliminación de Bin Laden. Uno de los aspectos centrales es si se lo considera un enemigo de guerra o un criminal común y corriente. Lamentablemente, Bin Laden fue tan osado como para crear con Al Qaeda una nueva instancia que resiste las teorías corrientes: un nuevo tipo de guerra asimétrica. Pero, en última instancia, no quedará otro remedio que atenerse a la imagen creada por él mismo, sobre la que no cabe duda alguna luego de que le declarara la guerra a los EE. UU. en 1996.”

“Al servicio de la justicia”

The Times, de Londres: “¿Qué alternativa tenía el Gobierno estadounidense cuando localizó a Bin Laden? Su presa no se encontraba en territorio estadounidense y jamás lo estaría. ¿Acaso debería EE. UU. haberle ofrecido la otra mejilla a su más acérrimo enemigo? De haberlo hecho, no sólo hubiera descuidado la propia seguridad, sino que también hubiera renunciado a la oportunidad de hacer rendir cuentas a un asesino masivo. Si se rechazan términos como venganza o revancha, ¿qué tal suena la palabra castigo? Tal vez los EE. UU. simplemente deberían haber continuado vigilando a Bin Laden, una opción que, sin duda, se estudió cuidadosamente y se desechó, con razón, ya que, de ese modo, Bin Laden podría habérseles escapado una vez más. De hecho, la decisión de llevar a cabo una acción comando es mérito de Barack Obama.”

“La acción podría haber sido extraída del manual de Bush “

Frankfurter Rundschau, de Fráncfort del Meno: “En teoría, con la acción comando en Abbottabad, los EE. UU. se ha liberado de la maldición del 11/9 y en Washington hay ahora margen para una nueva política exterior. EE. UU. podría reordenar sus prioridades y abandonar caminos equivocados. Pero, ¿qué tipo de nuevo comienzo sería ese? Un nuevo comienzo que, según se solidifica la sospecha, estaría basado en un delito. El cadáver de Osama Bin laden fue echado al Mar Arábigo y toda imagen está vedada. Además, todo el tiempo aparecen nuevos indicios que despiertan nuevas dudas acerca de que el líder de Al Qaeda haya opuesto resistencia a los soldados estadounidenses. También aquí, el círculo se cierra. La acción comando de Obama bien podría haber sido extraída del manual de George W. Bush.”

CP/dpa

Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda