1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Cuba rechaza su inclusión en lista de "patrocinadores de terrorismo"

El gobierno cubano rechazó su inclusión en la lista de "países patrocinadores del terrorismo", que publica anualmente Estados Unidos, donde la isla aparece, una vez más, junto a países como Irán, Sudán y Siria.

"El único propósito de este ejercicio desprestigiado contra Cuba es intentar justificar el mantenimiento del bloqueo, una política fracasada que el mundo entero condena", señaló el Ministerio de Exteriores de La Habana en un comunicado leído en el noticiero nocturno de la televisión estatal. "El territorio de Cuba nunca ha sido utilizado y nunca se usará para cobijar a terroristas de ningún origen, ni para organizar, financiar o perpetrar actos de terrorismo contra ningún país del mundo, incluyendo Estados Unidos", señaló el comunicado.

Las razones: ¿ETA y FARC?

Washington decidió mantener a Cuba en la lista en la que figura desde 1982, pese a varios llamamientos para que saque a la nación caribeña de la "lista negra". Según el informe anual estadounidense sobre terrorismo, uno de los motivos para mantener un año más a Cuba en la lista es la continuada presencia de miembros de la banda armada separatista vasca ETA en su territorio, pese a que Washington tomó nota de un "distanciamiento" oficial de la organización.

Sin embargo, señaló el informe, "el gobierno de Cuba continuó proporcionando un lugar seguro a unas dos decenas de miembros de ETA". Además, Washington acusa a La Habana de dar refugio a fugitivos de la justicia estadounidense, "ninguno de los cuales, por cierto, ha sido acusado de terrorismo", señaló el Ministerio de Exteriores de La Habana en su comunicado.

La Habana rechazó las acusaciones como "argumentos endebles" y "excusas". La posición de Estados Unidos desconoce que la acogida a militantes de ETA desde la década de 1980 "respondió a una solicitud de los gobiernos concernidos en el tema", entre ellos el entonces gobierno español de Felipe González, señaló la cancillería cubana.

Asimismo, la diplomacia cubana rechazó argumentos que apuntaban a la presencia de guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en la isla. Ello "constituye una acusación absurda pues desde el 2011, Cuba acompaña, como garante, el proceso de paz en Colombia", indicó La Habana. La isla es desde noviembre de 2012 la sede permanente de las negociaciones de paz entre las FARC y el gobierno colombiano.

¿Próxima salida de la lista?

Más allá del escarnio público que supone estar incluido en una lista de ese tipo, figurar en este informe tiene consecuencias concretas para una nación: le impide el acceso a financiación de organismos como el Banco Mundial y se le impone una prohibición de exportación y venta de armas, entre otros.

Se había especulado mucho los últimos meses con la posibilidad de que Cuba saliera por fin de la lista, en vista entre otros de su papel en las negociaciones de paz con las FARC. Además, el nuevo secretario de Estado norteamericano, John Kerry, se pronunció en el pasado a favor de retirar a Cuba de la lista, en el marco de un intento de mejorar las relaciones bilaterales.

Sin embargo, ya a comienzos de mes, cuando se esperaba la publicación del informe presentado este jueves (30.05.2013), fuentes diplomáticas habían adelantado a algunos medios estadounidenses que Cuba volvería a estar una vez más en la lista negra. Y finalmente, el Departamento de Estado de Estados Unidos asegura una vez más que Cuba, Irán, Sudán y Siria siguen formando parte de la relación de naciones que promocionan el terrorismo internacional.

Aun así, agregó el diario The Miami Herald citando a fuentes oficiales bajo condición de anonimato, no se descarta que el gobierno estadounidense pueda decidir "en cualquier momento en el futuro" que Cuba debe ser sacada de la lista.

El ex presidente estadounidense George W. Bush eliminó de la lista a Corea del Norte en el 2008.

rml (dpa, reuters)