Cuba: ¿quién le teme a la inminente conexión digital? | América Latina | DW | 21.02.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Cuba: ¿quién le teme a la inminente conexión digital?

El cable submarino que conectará a Cuba con Internet genera optimismo entre los opositores del castrismo y recelo entre los partidarios del régimen, aún cuando la conexión ha sido auspiciada por el Gobierno venezolano.

default

En este momento, Cuba sigue teniendo una de las conexiones de Internet más lentas del mundo.

Hasta ahora, en Cuba sólo se podía acceder a Internet vía satélite; los cables submarinos que han posibilitado las conexiones de Internet en otros países del mar Caribe han esquivado a la más grande de las islas antillanas. Pero, si todo sale como ha sido planeado, esa situación podría cambiar este año, cuando un cable de fibra óptica de 1.600 kilómetros de largo llegue a sus costas proveniente de Venezuela.

El hecho de que la mayoría de los cubanos nunca haya surfeado en la red no significa que no sepan de lo que se han estado perdiendo; la conexión con el mundo virtual es esperada con mucha curiosidad, aunque no todos compartan la euforia de los opositores políticos del régimen castrista y los comunicadores. Éstos últimos han estado usando Internet desde hace tiempo para librarse de la censura de la prensa.

Una de las conexiones más lentas

Durchtrennte Glasfaserkabel

Los satélites no proporcionan la velocidad de conexión que ofrecen los cables de fibra óptica.

En este momento, Cuba sigue teniendo una de las conexiones de Internet más lentas del mundo. Abrir una página web relativamente sencilla puede durar una eternidad porque la naturaleza satelital de su conexión no proporciona la rapidez que ofrecen los cables de fibra óptica y las empresas estadounidenses que podrían lanzar un cable submarino desde Florida hasta la isla se rehúsan a hacerlo. La razón: el embargo.

Impuesto por Washington a partir de 1960 como respuesta a la expropiación sistemática de propiedades estadounidenses en la isla por parte del Gobierno de Fidel Castro, el bloqueo económico explica también la iniciativa del presidente venezolano, Hugo Chávez, de lanzar un cable submarino hacia Cuba; el gesto es percibido como un acto de solidaridad con Cuba y una afrenta a la autoridad continental de Estados Unidos.

Desde Venezuela hasta Cuba

Kuba Venezuela Präsident Hugo Chavez besucht Raul Castro in Havanna

El lanzamiento de un cable submarino desde Venezuela hasta Cuba es percibido como un gesto de solidaridad de Chávez con el castrismo.

“Un cable submarino desde Venezuela hasta Cuba, con ramificaciones en el Caribe y, quizás, pronto, hasta Estados Unidos. Todos esos son pasos efectivos hacia la independencia”, comentaba recientemente el mandatario venezolano. Sin embargo, cabe preguntarse si el Gobierno socialista de la isla celebra la idea de una Cuba conectada con el resto del mundo con el mismo ímpetu que Chávez.

Según cifras oficiales, sólo uno de cada siete cubanos tiene acceso a redes digitales y, en la mayoría de los casos, se trata de la restringida intranet cubana. Además, las personas se conectan desde su sitio de trabajo o en las universidades; muy pocos lo hacen desde sus casas. La célebre bloguera Yoani Sánchez, acreedora de muchos premios internacionales por sus críticas descripciones de la cotidianidad cubana, ha dicho que sólo puede publicar sus textos en Internet porque cuenta con amigos en el extranjero que la ayudan a hacerlo.

Blogueros, en la mira

Yoani Sánchez Bloggerin in Kuba

Yoani Sánchez ha dicho que sólo puede publicar sus textos en Internet con ayuda de amigos en el extranjero.

Sánchez confía en que las nuevas posibilidades técnicas estarán al alcance de la oposición y le permitirán ampliar su grado de influencia política. “[El Gobierno] no conseguirá impedirnos a los blogueros el acceso a Internet. Yo espero que podamos sacar provecho a ese cable submarino”, agrega Sánchez. Pero la élite política cubana tiene a los blogueros opositores en la mira desde hace mucho tiempo.

En la mayoría de los casos, sus páginas web no pueden ser leídas desde la isla. Y en Internet circula un video que presuntamente revela la manera en que los organismos de seguridad del Estado cubano se adiestran para responder a ataques digitales. Está por verse si Gobierno y oposición debatirán en Internet en igualdad de condiciones cuando el cable submarino conecte a Cuba con Internet en el mes de julio.

Autor: Martin Polansky / Evan Romero-Castillo
Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda