Cuando las estadísticas mienten | Economía | DW | 17.07.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Cuando las estadísticas mienten

Especialistas en estadísticas de la Unión Europea aseguran que no es del todo cierto que en España, Grecia y otros países europeos la mitad de los jóvenes estén desempleados.

“No confíes en ninguna estadística que tú mismo no hayas falsificado”. Esta frase, atribuida a Winston Churchill, parece adecuarse a las cifras acerca del desempleo juvenil en Europa. Los datos son contradictorios, y la causa de la confusión es que cada país miembro de la UE cuenta con un relevamiento de datos del mercado de trabajo a nivel nacional. En Alemania, esos datos son registrados por la Agencia Federal de Trabajo de Núremberg. Por otra parte, la agencia europea de estadísticas, Eurostat, produce sus propias cifras. El problema: los resultados no son comparables, debido a las muy diferentes definiciones de desocupación en unos y otros países.

Un 55 por ciento se convierte en un 16 por ciento

Los medios, por ejemplo, informan que en países como Grecia o España, de acuerdo con Eurostat, más de la mitad de la población joven está desocupada. Pero esa

Joven español realiza prácticas de plomería en Bad Homburg.

Joven español realiza prácticas de plomería en Bad Homburg.

interpretación es falsa. Es el caso de Grecia, que cuenta con cerca de un millón de habitantes de entre 15 y 24 años de edad. De ellos, solo un tercio (cerca de 310.0000 personas) pertenece al grupo de las personas en condiciones de trabajar. De ese tercio, casi la mitad está, efectivamente, no trabaja, o sea, alrededor de 170.000 personas. Calculado de esa forma, la tasa de desempleo helena para el grupo de los jóvenes llega a un real 55 por ciento.

Los otros dos tercios, es decir, los jóvenes que estudian o se están formando es denominado “grupo de personas no activas”. En Grecia, eso significa que, del total del grupo de personas de 15 a 24 años, en realidad solo uno de cada seis está desocupado. En ese grupo, la tasa de desempleo alcanza entonces realmente el 16 por ciento.

De modo similar se comportan los datos para otro de los países en crisis de la eurozona: España. Allí, la tasa de desocupación entre los jóvenes es del 53,2 por ciento, mientras que el porcentaje de ese grupo etario en relación con la población total es de solo el 20,6 por ciento. La discrepancia en el grupo de los jóvenes es mucho mayor que, por ejemplo, la de grupos de más edad, ya que muchos jóvenes aún están estudiando o aprendiendo un oficio y no pertenecen, por tanto, al grupo de las personas activas.

Sin embargo, esas diferenciaciones no se deben interpretar como algo positivo. Según Karl Brenke, experto en mercado laboral del Instituto de Economía Alemana de Berlín (DIW), “las cifras del desempleo juvenil siguen siendo dramáticas, y si uno de cada cinco jóvenes tiene la sensación de que el mercado laboral no lo necesita, eso representa un grave problema social”.

Datos de Eurostat y de la Agencia Federal de Trabajo

Una de las diferencias más importantes con respecto a las cifras de desempleo en organizaciones nacionales, como, por ejemplo, la Agencia Federal de Trabajo, consiste en que los datos de Eurostat son el resultado de encuestas. De acuerdo con las normas de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Eurostat lleva a cabo sondeos representativos en un sector de la población que es siempre el mismo. En Alemania, esa tarea es asumida por las oficinas de estadísticas de los diferentes Estados. Los datos sobre la desocupación juvenil son parte del llamado “microsenso”. La Oficina Federal de Estadísticas (destatis) reúne los resultados y los transmite como estadística alemana a Eurostat.

Para Karl Brenke, ese tipo de encuestas son eficientes: “Es una estrategia sensata, ya que se realiza de igual modo en todos los Estados. De ese modo, es posible comparar el desempleo en los diferentes Estados”, algo que no sería posible con estadísticas oficiales provenientes de cada uno de ellos.

Alemania está, en cuanto a desempleo juvenil, en una situación de privilegio a nivel europeo. Solo cuatro de cien jóvenes de entre 15 y 24 años está desocupado, lo que representa una tasa del 8,1 por ciento.

De acuerdo con la portavoz de la Agencia Federal de Trabajo, Ilona Mirtschin, el hecho de que existan organismos nacionales y europeos no es una duplicación innecesaria. Por el contrario, no se podría pensar en renunciar al registro de datos de esa agencia, ya que estos influyen en la ayuda al desempleo que proporciona el Estado alemán.

Autor: Martin Koch/ CP

Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda