1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Cuando diputados se pasan de bando

Pasar de un partido a otro no es tan inusual. Winston Churchill lo hizo dos veces en su carrera política. Un caso reciente en Alemania plantea preguntas, sobre todo cuando hace cambiar la mayoría parlamentaria.

¿Es un cambio de un diputado de un partido a otro permitido cuando, como ahora en el caso de la diputada en Baja Sajonia, cambia la mayoría en el parlamento?

"Es completamente legal" dice Jörn Ipsen, profesor de derecho público de la Universidad de Osnabrück a Deutsche Welle. La constitución del estado de Baja Sajonia garantiza en su artículo 12 a cada diputado la libertad de sus decisiones políticas. Y en el artículo 38 de la Constitución alemana se especifica que los diputados del Parlamento Federal "no están sujetos a órdenes o instrucciones sino sólo a su conciencia". Es decir: si al diputado no le gustan las decisiones de su partido, tiene todo el derecho de abandonarlo en cualquier momento.

¿Que pasa si se promete dinero o un cargo alto para un cambio de partido?

Todos los expertos coinciden en que es muy difícil probar si hubo promesas o no. En Alemania la corrupción es punible. En el caso de los políticos también existe el delito de soborno de diputados. Sin embargo, eso nunca jugo un papel en casos previos. En el caso actual de la diputada de Los Verdes, Elke Twesten, ella misma habló de una "oferta inmoral de la CDU". Pero Twesten nunca lo concretizó. Mintras tanto, Twesten y la CDU desmienten tal oferta y la denuncian la acusación como difamatoria.

¿Hubo una oferta inmoral del partido conservador CDU?

¿Hubo una "oferta inmoral" del partido conservador CDU?

¿Así que diputados nunca hicieron carrera después de un cambio de partido?

Historiadores y politólogos dudan de que un cambio de partido sea beneficioso para la carrera política. Werner Patzelt de la Universidad Técnica de Dresde dice a DW: "Hay excepciones, pero en la mayoría de los casos esos cambios salieron mal". La carrera del político alemán Oscar Metzger es un ejemplo. De 1974 a 1987 fue miembro del partido socialdemócrata SPD. De 1987 a 2007 fue miembro del partido Los Verdes. En 2008 ingreso a las filas del partido conservador CDU. Jamás regreso al Parlamento Federal. Hoy en día trabaja como periodista. La diputada Elke Twesten tampoco regresará al parlamento. Las listas electorales de la CDU se cerraron mucho antes de su fuga.

¿Nunca hubo un debate sobre el hecho de que un político elegido como miembro de un partido de repente se pase a otro?

Expertos en derecho no lo ven como fraude. Pero si hubo debates cuando la republica federal de Alemania todavía era joven. Al menos 53 diputados cambiaron su grupo parlamentario durante la primera legislatura del Parlamento Federal alemán, el Bundestag. En la segunda legislatura hubo 40 cambios de fracción parlamentaria. Hubo abogados que argumentaban que un diputado debería perder automáticamente su mandato al cambiar de partido. Pero siempre fue una posición de minoría. Según la Constitución alemana, el diputado representa principalmente al pueblo y no a un partido. Eso se suele olvidar a menudo. Sin embargo, cambios de partidos suelen ser una excepción en los últimos años.

¿Como se protegen los partidos de tales cambios por algunos de sus miembros?

Las juntas ejecutivas de los partidos son conscientes del problema, según Werner Patzelt: "hay que tomar a los miembros de los partidos en serio. Sólo se puede ganar como equipo", dice Patzelt. La ambiciosa diputada Elke Twesten dijo que se sentía mal entendida y discriminada.

¿Se encuentra la democracia en peligro?

El profesor de derecho como muchos de sus colegas prefieren una perspectiva positiva: "La democracia en Alemania funciona. Ya se puede comprobar con el hecho de que habrá elecciones anticipadas en Baja Sajonia

DW recomienda