1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Vida sana

¿Cuánto hierro necesita el organismo?

Ante una posible carencia de hierro, los médicos suelen recetar suplementos con ligereza. Pero, ¿tiene sentido tomar suplementos de hierro? Científicos británicos advierten sobre los efectos secundarios.

Investigadores del Imperial College en Londres concluyeron en un estudio que los suplementos concentrados de hierro en tratamientos estándares a través de pastillas pueden provocar daños en el ADN tan solo diez minutos tras su ingesta. Esto puede modificar las células de los vasos sanguíneos y linfáticos, lo cual podría acarrear otros daños.

El hierro es un elemento importante del organismo que sirve para que el sistema inmunológico funcione correctamente.

Por norma general, no es necesario ingerir hierro adicional. El cuerpo lo recibe a través de la carne y el pescado, pero también a través de las legumbres, la avena y los germinados de trigo. Sin embargo, si el organismo pierde hierro, sí puede ser necesario tomar suplementos. Por ejemplo, debido a menstruaciones abundantes u otros motivos en los que se pierde mucha sangre. Las embarazadas también requieren más hierro: la dosis diaria recomendada en su caso es de 27 miligramos, en comparación con los 15-18 miligramos necesarios en mujeres no embarazadas. Los hombres no necesitan hierro adicional, a no ser que padezcan anemia.

La carencia crónica de hierro se manifiesta con síntomas como caída del cabello, uñas débiles, dolores de cabeza, mareos o fatiga. En estos casos, se suelen recetar suplementos de hierro. Pero según los últimos descubrimientos de estos investigadores británicos, hay que tener cuidado con la concentración de hierro en los suplementos.

La acumulación de hierro sobrante en el organismo, además de daños en el ADN, entraña el riesgo de potenciar enfermedades cardiacas. Un riesgo especialmente alto en hombres, por diversas razones, mientras que las mujeres regulan el exceso de hierro a través de la menstruación. Tras la menopausia, las mujeres también deben ser debidamente diagnosticadas y seguir de forma rigurosa la dosis recomendada de suplemento de hierro.

http://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0147990