1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Croacia y Hungría reconocen a Kosovo

Croacia y Hungría se convirtieron en los primeros países limítrofes con Serbia en anunciar su reconocimiento diplomático a Kosovo.

Los gobiernos en Zagreb y Budapest dieron a conocer este mediodía la decisión, a la que se sumará mañana jueves Bulgaria, también vecino de Serbia.

Con éstos son ya más de 30 los países que reconocieron el nuevo Estado. Al igual que en el resto de los casos, el Ministerio de Exteriores serbio respondió llamando a Belgrado a sus embajadores en Croacia y Ucrania como señal de protesta.

Croacia, Hungría y Bulgaria habían adelantado la medida en un comunicado pactado previamente por los tres gobiernos, en el que se pide a Bruselas abrir una perspectiva europea a Serbia.

"Los tres países apoyan la profundización de relaciones entre Serbia y la Unión Europea", indica el texto. "Los tres países esperan la continuación de las buenas relaciones limítrofes con Serbia y el fortalecimiento de las tradicionales relaciones con su pueblo".

Una de las medidas impulsadas por el trío para favorecer el acercamiento entre Belgrado y Bruselas es la relajación de las condiciones de visado para ciudadanos serbios que quieran ingresar en el bloque comunitario.

Belgrado confió hasta último momento en que estos tres importantes vecinos retrasaran su reconocimiento a la ex provincia serbia, que el 17 de febrero declaró unilateralmente la independencia.

El ministro de Exteriores serbio, Vuk Jeremic, advirtió desde Atenas contra el reconocimiento del nuevo Estado: "Cada país que lo reconoce no puede contar con tener buenas relaciones con nosotros (...) No lo hagan. No vulneren nuestra integridad territorial", agregó después de reunirse con su homóloga griega, Dora Bakogianni.

Ambos se mostraron de acuerdo en que el futuro de Serbia sólo puede imaginarse en la UE. "La estabilidad de los Balcanes es impensable sin Serbia", declaró la griega. "Atravesamos una fase difícil (en Kosovo). Grecia llama a todas las partes a practicar la prudencia".

Jeremic aprovechó la ocasión para referirse a las elecciones del 5 de mayo, que calificó de históricas. Los votantes tendrán que elegir entre las fuerzas que impulsan el aislamiento y las fuerzas que impulsan una política proeuropea, sostuvo.