1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Cristina Fernández enfrentará juicio por fraude al Estado

La exmandataria está acusada de perjudicar al Estado por medio de su política monetaria de venta de futuros de dólar.

La expresidenta argentina Cristina Fernández (2007-2015) se tendrá que enfrentar a su primer juicio oral como acusada, en una investigación sobre el supuesto perjuicio económico del Estado por presuntas irregularidades en el Banco Central durante su mandato.

El juez Claudio Bonadio investiga actualmente si mediante la celebración de contratos de futuros de dólar, el Banco Central pactó vender dicha moneda a 10,65 pesos por unidad, un precio por debajo del establecido en la Bolsa de Nueva York, que en aquel momento se encontraban en torno a los 14 pesos por unidad.

Según el magistrado, esta política habría ocasionado unas pérdidas a la entidad bancaria entre septiembre de 2015 y junio de 2016 de unos 54 mil 900 millones de pesos (3 mil 400 millones de dólares al cambio actual).

A la exmandataria se le acusa del delito de "administración infiel en perjuicio de la administración pública" junto al expresidente del Banco Central Alejandro Vanoli y al ex ministro de Economía Axel Kicillof, entre otros. Todos ellos están procesados por Bonadio desde mayo de 2016, cuando el juez solicitó además un embargo por valor de 15 millones de pesos a cada uno (949 mil dólares).

Tras conocerse el llamado a juicio oral, la ex presidenta respondió publicando un irónico emoticono en su cuenta en Twitter, junto a una captura de pantalla de un titular de un medio que no identificó y que dice "La auditoría aprobó las cuentas de la gestión de Cristina".

En abril de 2016, Fernández presentó un escrito en los tribunales en el que defendió que las operaciones investigadas fueron llevadas a cabo "legítimamente" por las autoridades del Banco Central de acuerdo a "la normativa vigente", y denunció las acciones del actual Gobierno y del Poder Judicial, denominándose como una "ex presidenta perseguida".

La exmandataria presentó además una recusación contra el juez al alegar "enemistad manifiesta" con el magistrado desde sus tiempos en la Presidencia, algo que Bonadio rechazó y la Cámara Federal luego confirmó.

Otros casos legales

La ex jefa de Estado también está siendo investigada por asociación ilícita y administración fraudulenta en la concesión de obras públicas, en la que está acusado el empresario Lázaro Báez, en prisión por lavado de dinero, y varios miembros del anterior Gobierno argentino.

Además, está implicada en la investigación del atentado a la mutual judía AMIA, que dejó 85 muertos en 1994 en Buenos Aires, desde que el fallecido fiscal de dicha causa, Alberto Nisman, la denunciara por presunto encubrimiento de los terroristas iraníes responsables del ataque.

JCG (EFE, dpa)

DW recomienda