1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Cristiana y de centro: la CDU aprueba la base de su política

Diferenciarse de los socialdemócratas: con ese objetivo afronta la canciller alemana, Angela Merkel, el congreso de su partido, la conservadora CDU. Es hora de volver a las trincheras. En Alemania acechan elecciones.

default

"Die Mitte", "el centro", es el lema del congreso democratacristiano.

Hace dos años que están obligados a dormir con el enemigo: los democratacristianos de la CDU con los socialdemócratas, los socialdemócratas del SPD con los democratacristianos. La “gran coalición” que gobierna Alemania, y une en el Ejecutivo a los dos principales partidos de masas, acaba de cumplir la mitad de su periodo legislativo.

Deutschland CDU Parteitag in Hannover Angela Merkel und Ronald Profalla

La canciller, Angela Merkel, y Roland Profalla, secretario general de la CDU.

Para dirigir juntos hay que mover la batuta al mismo ritmo y en estos meses, tanto unos como otros han tenido que difuminar los colores. En el rojo socialista se ha mezclado algo de negro conservador, y el oscuro se ha matizado por la influencia del carmesí. Eso se acabó. Fue bonito mientras duró, pero las elecciones generales están a la vuelta de otros dos años y en Berlín nadie quiere repetir gran coalición.

A finales de octubre, los socialdemócratas sacaron adelante su “Programa de Hamburgo”. Ahora la CDU aprueba el suyo propio en Hannover, que sienta las bases de su política para las próximas dos décadas y marca claramente la línea a partir de la que empieza la democracia cristiana, y desde la que acaba el SPD. A los ciudadanos les tiene que quedar claro que la diferencia existe, y que eso es lo que votan.

El centro es nuestro

El 28 de octubre en Hamburgo, los delegados del SPD decidieron volver a sus raíces y retomar el “socialismo democrático” como concepto base. Desde que el anterior canciller, Gerhard Schröder, iniciara su programa de reformas, muchos se han sentido traicionados por una socialdemocracia que abandona los principios más sociales y, como ha demostrado más de una elección regional, el SPD pierde votos por la izquierda.

SPD-Parteitag, neues Grundsatzprogramm wird vorgestellt

Congreso del SPD en Hamburgo, octubre de 2007.

Esta recolocación política de su principal rival ha sido aprovechada inmediatamente por los democratacristianos: la CDU organiza su congreso de Hannover bajo el lema “el centro”, que es el lugar que según Angela Merkel ha dejado vacante el SPD. “Aquí, en el centro, estamos nosotros, y sólo nosotros”, dijo la canciller en el discurso de apertura del congreso.

72 minutos estuvo hablando Merkel, ocho minutos de aplausos le otorgaron sus compañeros. La jefa de los democratacristianos parece más segura que nunca y se mostró especialmente combativa. “18 años después de que los alemanes del este se 'autoliberaran', el SPD incluye explícitamente el socialismo entre los puntos de su programa. Algo así es incomprensible para nosotros. El socialismo ha ocasionado ya suficientes males a este país”, oró Merkel.

La CDU se opone

Deutschland CDU Parteitag in Hannover Angela Merkel und Ronald Profalla

La CDU se define como un "partido de masas de centro".

Desde el “mitte”, el “centro”, en Hannover los delegados han aprobado casi por unanimidad un programa bastante conservador. La CDU hace hincapié en sus valores cristianos: el respeto a la vida (no al aborto en periodos avanzados de embarazo, no a la clonación, no a la eutanasia); la familia como fundamento de la sociedad, aunque ya no sólo los matrimonios son familia, toda una revolución en este partido; una integración de los extranjeros que pasa por que éstos respeten y se adapten a la cultura alemana, y sus mezquitas no superen en altura a las iglesias cercanas.

Junto a las líneas generales para política y partido, en Hannover ha recibido el visto bueno un listado con todo lo que, en palabras de Merkel, los socialdemócratas “no podrán hacer con nosotros”. “La canciller ha desperdiciado una oportunidad única de decir lo que sí quiere”, comenta el secretario general del SPD, Hubertus Heil, siguiendo la crítica habitual de sus colegas de partido de que Merkel no se define, sino que simplemente se opone.

Reinigungskraefte saeubern am Sonntag, 2. Dez. 2007, in Hannover vor einem Parteilogo der CDU das Podium. Die CDU trifft sich vom Montag, 3. Dez. 2007 bis zum Dienstag, 4. Dez. 2007 in Hannover zu ein

Todo lo bueno, nuestro, se adjudican en la CDU.

Y a lo que se oponen los democratacristianos es al salario mínimo interprofesional, que según ellos sólo serviría para “destruir puestos de trabajo”. Se oponen a renunciar a los planes de retrasar la jubilación hasta los 67 años y a dejar de criticar abiertamente a China y a Rusia por las violaciones a los derechos humanos. Se oponen a reformar el sistema escolar que divide a los niños en diferentes tipos de colegios en función de su rendimiento y a cerrar centrales nucleares. Se oponen a abandonar el proyecto de los llamados “registros online” y a aumentar la deuda pública o el gasto social.

Pero pese a todo, lo que más marca la diferencia entre CDU y SPD es que a la primera deben los alemanes el buen ritmo de la economía, opinan, por supuesto, los reunidos en Hannover. “Nos va mejor. Paso a paso estamos arreglando los desastres cometidos los últimos años”, dijo Merkel, y por eso la consigna de la canciller es “aguantar el rumbo” y no “jugarse el crecimiento” con las ideas del tipo socialdemócrata.

DW recomienda