1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

¿Crisis financiera global?

La fuerte caída de las bolsas europeas y asiáticas da cuenta de una crisis financiera de considerables dimensiones, que los editoriales de la prensa europea analizan en los siguientes términos:

default

Bolsas en caída libre.

La Tribune, periódico económico de París: “Los historiadores lo saben: las crisis bancarias son las peores, porque afectan el punto neurálgico de las economías: el financiamiento de las actividades empresariales. Los temblores que actualmente estremecen al mercado bursátil mundial ponen de manifiesto con toda claridad este mecanismo. (...) Mientras los bancos no hayan puesto todas sus cartas sobre la mesa, incluyendo las peores, la desconfianza seguirá dominando el juego, con la consecuencia de que se mina la confianza, el principal motor del mercado. Ya vemos los daños que eso ocasiona y nada permite vislumbrar el final del túnel.”

Cautela ante todo

Berliner Morgenpost, de Berlín: “Los fondos y otros grandes inversionistas lanzan ahora sus acciones al mercado sin fijarse en cada título. Dado que esta liquidación toma un tiempo, aunque más no sea por razones técnicas, la caída de las bolsas proseguirá de seguro un par de días. Posteriormente es probable que las cotizaciones se estabilicen por lo pronto, también en Alemania, donde muchas empresas presentarán buenas cifras de negocios, pese a la crisis estadounidense. Aún así, la situación en general sigue siendo crítica y uno ni quiere imaginar cómo reaccionarían los mercados si uno de los grandes bancos estadounidenses se declarara insolvente. Mientras la crisis mantenga su propia dinámica, mientras no esté claro cuántos balances bancarios se verán afectados, la única consigna posible para los inversionistas es: no tocar las acciones.”

¿Desacoplamiento de Estados Unidos?

Neue Zürcher Zeitung, de Zúrich: ¿Global o no global? Esa es la pregunta. Círculos de Wall Street se devanaban recientemente los sesos pensando si el resto del mundo se vería afectado por la ralentización de Estados Unidos. Ahora los mercados han entregado la respuesta. El notorio desplome de las acciones en Europa (mientras las bolsas estadounidenses permanecían cerradas debido a un feriado) debe ser interpretado como una clara señal de que globalmente pierde velocidad el crecimiento de la economía mundial. Resulta interesante que las cúpulas de las principales empresas multinacionales hayan hablado hasta ahora del desacoplamiento entre los mercados internacionales y Estados Unidos. Pero en Wall Street, a los analistas les ha resultado muy difícil creer en la nueva constelación de la economía mundial.”

Hora de pagar la cuenta

Tagesanzeiger, de Ginebra: “Los últimos optimistas deben reconocerlo: esto ya no es un ajuste, sino un derrumbe propiamente tal. (...) Todos quieren sabe cómo seguirá el asunto. Sin embargo, no podemos predecir los movimientos de los mercados financieros. Mucho de lo que los mueve depende de casualidades, estados de ánimo y factores impredecibles. (...) En los años de auge previos a este desplome se dio largas a las reformas. Casi parecía que todos los problemas se resolverían por sí mismos. Ahora vemos las consecuencias.”