1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Crisis en Irán, Myanmar y Chad ocupan a ministros europeos de Exteriores

Aumentar sanciones contra Myanmar, advertir más severamente a Irán y enviar soldados a Chad acordaron ministros europeos de Relaciones Exteriores en reunión sostenida en Luxemburgo.

default

Manifestación en Indonesia contra la dictadura de la Junta militar de Myanmar.

Reforzar sanciones contra el Gobierno militar de Myanmar, en respuesta a la sangrienta represión de las protestas registradas el mes de septiembre en ese país asiático, es una de las decisiones salidas de la reunión de ministros de Relaciones Exteriores de la Unión Europea (UE), mantenida este lunes 15 de octubre en Luxemburgo.

Los cancilleres acordaron extender las sanciones ya existentes que incluyen la prohibición de expedir visas y la congelación de bienes de generales, funcionarios de Gobierno y sus familiares, y nuevos pasos que apuntan a sectores claves del país como la producción de madera, metales y piedras preciosas.

Aparte de las medidas coercitivas, la UE enviará además una misión a Myanmar para instar a la junta militar a tomar pasos hacia la reconciliación con la oposición política interna.

Nueva advertencia europea a Teherán

En cuanto al conflicto con Irán, los ministros de Relaciones Exteriores de la UE pidieron a expertos estudiar la aplicación de mayores sanciones contra ese país persa, si Teherán no cumple con las demandas internacionales de suspender su actividad de enriquecimiento de uranio.

"El Consejo (Europeo) acordó que la UE considerará qué medidas adicionales puede tomar para apoyar el proceso de la ONU y los objetivos compartidos de la comunidad internacional, e invitó a cuerpos relevantes del Consejo a proveer su oportuno asesoramiento", dijeron los ministros en un comunicado.

Sin embargo, el comunicado no dio un marco de tiempo ni mencionó un pedido de Francia a los países de la UE para considerar sanciones europeas, como por ejemplo mayores restricciones al sistema bancario iraní, sin esperar la acción de Naciones Unidas. Esa idea ha dividido a representantes de la Unión Europea.

Apoyar el proceso en Naciones Unidas

Al respecto, el ministro de Relaciones Exteriores francés, Bernard Kouchner, declaró: “Esperamos que esto pase por el Consejo de Seguridad (...) ése es el principal camino”. De todas formas, se mostró partidario de no excluir la posibilidad de aplicar sanciones individuales de los distintos países hacia Teherán.

En la declaración final de los ministros de la UE se indica específicamente que el bloque apuntará a “apoyar el proceso en la ONU y las metas conjuntas de la comunidad internacional”. Los ministros lamentaron que Irán no haya cumplido aún con las exigencias internacionales en torno al cese en las actividades de enriquecimiento de uranio.

Sanciones no habilitan (aún) uso de las armas

A fines de noviembre, el jefe del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Mohammed el Baradei, presentará un nuevo informe ante la ONU, en base al cual el gremio deberá decidir los pasos a seguir en el conflicto nuclear iraní.

La ONU impuso a Irán en diciembre de 2006 y en marzo de 2007 sanciones que impiden el suministro de determinada tecnología nuclear y el viaje de personas destacadas del programa nuclear iraní, aunque no habilitan el uso de la fuerza de las armas en el conflicto.

UE enviará 2.500 soldados a Chad

Por otra parte, la Unión Europea enviará a Chad un contingente de unos 2.500 soldados para proteger a los refugiados de la guerra civil, según acordaron hoy los ministros europeos del Exterior en Luxemburgo.

España, Irlanda, Polonia, Suecia, Bélgica, Austria y Francia aportarán soldados. Sólo esta última enviará a 1.500 de los 2.500 militares. Las tropas se encargarán de velar por la seguridad de los 170.000 chadianos que se han convertido en refugiados en su propio país debido al conflicto en la vecina región sudanesa de Darfur y a los choques con los soldados del ejército.

El ministro francés del Exterior, Bernard Kouchner, señaló que la misión comenzará en torno al 15 de noviembre y se prolongará durante un año. Las unidades de la UE estarán comandadas por el general irlandés Patrick Nash y su cuartel general estará en Mont Valérien, Francia.

DW recomienda