1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Diga usted

Crisis económica: los usuarios opinan

Lea lo que piensan los usuarios de DW-WORLD acerca de la crisis financiera que afecta a los EE.UU.

default

¿Será casualidad? ¿Que la depresión de octubre de 1929 haya sido precedida por 7 años de la presidencia republicana de Calvin Coolidge? ¿Que su principal mensaje haya sido: “el principal negocio del pueblo estadounidense son los negocios”? Como ahora lo es: “el mercado como fin y no como medio”? ¿Que la prohibición al consumo de la droga alcohólica provocará guerras del crimen organizado? ¿Que por el no pago de impuestos y ningún control a los derroches del rugido de los 20s la captura de Al Capone en mayo de 1929 haya retirado las apuestas en la Bolsa? ¿Que la amistad con Cuba, gran proveedor de droga alcohólica, se haya fortalecido con las millonarias inversiones en las lucrativas fábricas de ron? ¿Que la frase “In God We Trust” (Eisenhower, 30 de julio de 1956) no haya causado mas daño a los mercados financieros en la depresión de 1929, y ahora sea en cuanto a los mercados y psicológicamente el mensaje de un mayor desastre?
Otto Morán, Guatemala

El Estado tiene la obligación de intervenir la economía cuando ésta se encuentra en problemas. De lo contrario la población sufriría mayores pérdidas económicas. Claro que en Estados Unidos no sólo la población va a tener que pagar durante mucho tiempo las malas políticas de esté gobierno irresponsable. También van a tener que pagar los ciudadanos de otros países extranjeros que su sistema financiero adquirió deuda de las empresas hipotecarias de Estados Unidos. Así que el problema no es sólo de Estados Unidos sino también de muchos países del mundo. Por eso Henry Paulson anunció que, además, otros países como Gran Bretaña, Francia, Alemania, etc. Están llevando planes similares de rescate para no perjudicar a sus ciudadanos, y el problema fundamental es la falta y la mala regulación financiera. Imaginemos un país que su deuda del gobierno sea $11.3 billones de dólares, es decir, más del 80 % de su Producto Interno Bruto y su economía es la más grande del mundo y además su moneda circula por todo el globo terrestre y donde todos los países dependen de él. Si esta se derrumba todos los demás países empezarán a precipitarse. ¿No es este un problema mundial.

No se había hablado mucho de una crisis financiera después del crack del 1929 y la de 1987, que se comentaba fue mayor que la del 29. Únicamente que en 1987, el gobierno de EE.UU. intervino a tiempo. Se observa que no existe voluntad política por parte del gobierno, de lo contrario, hubieran intervenido a tiempo y evitarían una caída que podría ser parecida a 1929. Entonces se perdió el 25 % del empleo y quebraron más de 15 mil instituciones financieras. A los mexicanos nos preocupa esta situación debido a que nuestras exportaciones dependen en más del 85 % con nuestro vecino del norte. Tememos que problemas como la emigración, la inseguridad, el narcotráfico y el desempleo crezcan, al grado que si en EE.UU. se vive una recesión, en México se viva una depresión. Para los países subdesarrollados es muy difícil su recuperación. Ya es hora de cambiarse al dólar como moneda para las operaciones internacionales y proponer una nueva moneda que esté formada por una canasta de monedas de países del mundo desarrollado y paliar la incertidumbre financiera en el futuro. Es decir, reformar el sistema financiero internacional. ¿Qué está pasando? La economía global es injusta. Ahora sucede que todo el mundo tiene que salvar la economía de EE.UU. Ya no sólo se habla de los contribuyentes estadounidenses, sino de los contribuyentes de todo el mundo que tienen que cooperar para salvar a los ricos. Y a los pobres ¿Quién los salva?
Alejandro Comparán, México

Sus comentarios, opiniones y críticas son siempre leídos con atención. Dada la gran cantidad de correo recibido, no se garantiza una respuesta personalizada. DW-WORLD se reserva el derecho a publicar sin aviso previo las opiniones de sus usuarios, adaptadas y no siempre completas. Las opiniones vertidas en esta página son de exclusiva responsabilidad de quienes las han enviado.

¿Desea saber más sobre los temas de opinión? Cliquee en los artículos que figuran abajo y compártalos con otros lectores. Su opinión nos interesa. ¡Escríbanos!

DW recomienda