Crecimiento trimestral de la zona euro se ralentiza al 0,2% | Economía | DW | 16.08.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Crecimiento trimestral de la zona euro se ralentiza al 0,2%

El crecimiento del PIB de los 17 países de la eurozona se ralentizó en el segundo trimestre del año, creciendo sólo un 0,2 por ciento respecto a los tres primeros meses del año.

Crecimiento ralentizado: igualmente, el promedio anual continúa positivo.

Crecimiento ralentizado: igualmente, el promedio anual continúa positivo.

Así lo informó hoy la Oficina Europea de Estadísticas, Eurostat. En el primer trimestre del año la economía de la eurozona creció un 0,8 por ciento. Para el segundo trimestre, los especialistas habían pronosticado un avance del 0,3 por ciento.

En términos interanuales, el crecimiento económico trimestral de los 17 países del euro fue de un 1,7, tras el aumento del 2,5 por ciento registrado en el primer trimestre del año.

La economía europea acusó el frenazo del PIB alemán, que en el segundo trimestre de 2011 tan sólo creció un 0,1 por ciento, muy por debajo del 0,5 por ciento pronosticado por los expertos.

El crecimiento de Francia se estancó entre abril y junio y España creció un 0,2 por ciento, según los datos oficiales confirmados hoy. Por su parte, Italia creció un 0,3 por ciento, por encima del 0,1 por ciento del primer trimestre.

Los países del euro que mayor crecimiento registraron fueron Estonia (1,8%), Finlandia (1,2%) y Austria (1%). Aún faltan las cifras de varios países, entre ellos Grecia e Irlanda.

En el conjunto de la Unión Europea la economía creció también un 0,2 por ciento, por debajo del 0,8 por ciento del primer trimestre.

En términos interanuales, el crecimiento fue también el 1,7 por ciento.

España coloca bonos a menor tasa de interés

Mientras tanto, España colocó hoy en el mercado secundario deuda pública por un monto total de 5.696 millones de euros (8.196 millones de dólares) a tasas de interés inferiores a las que tuvo que pagar en la anterior subasta, según informó el Tesoro Público en Madrid.

La venta de bonos a 12 meses permitió al Tesoro español ingresar 4.155 millones de euros pagando un interés del 3,4 por ciento y 1.541 millones de euros por la venta de bonos de 18 meses a un interés del 3,65 por ciento. En la subasta anterior de bonos a estos plazos, celebrada el 19 de julio, el Estado español tuvo que pagar tipos del 3,76 y 3,98 por ciento, respectivamente.

El Tesoro Público se había fijado como objetivo colocar en el mercado bonos por un volumen de entre 5.000 y 6.000 millones de euros. La demanda superó las expectativas, al alcanzar la cantidad de 13.882 millones de euros, más del doble de la cantidad adjudicada.

En la exitosa subasta, con una menor carga en concepto de intereses para el Estado español, incidió el anuncio hecho el lunes por el Banco Central Europeo (BCE) de que había comprado la semana pasada deuda pública europea, sobre todo italiana y española, por 22.000 millones de euros, con el objetivo de frenar los ataques de los especuladores a la deuda soberana de los dos países.

Gracias a la intervención del BCE, la prima de riesgo española, es decir, la diferencia de rentabilidad entre bonos españoles a diez años y los de Alemania a igual plazo, se redujo a 271 puntos básicos, cuando a principios de agosto había alcanzado un máximo histórico de más de 400 puntos básicos. Así, la rentabilidad de los bonos españoles bajó en una semana del 6,28 a al 4,99 por ciento.

dpa
Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda