Crecida de ríos sigue causando dolores de cabeza en Alemania | Alemania | DW | 06.06.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Crecida de ríos sigue causando dolores de cabeza en Alemania

Canciller Merkel prometió más ayuda. Se espera que la situación sea crítica durante varios días. Halle y Dresde en estado de alerta.

“Todos los afluentes que llegan vienen con fuertes crecidas”, dijo el ministro del Interior de Brandeburgo, Dietmar Woidke. Sus palabras reflejan la situación en distintas ciudades del este y norte de Alemania, donde los caudales de los ríos están causando dificultades ya este jueves (06.06.2013), aunque se espera que el fin de semana la situación sea peor.

La canciller Angela Merkel, consciente de los efectos perversos que tiene el fenómeno meteorológico que generó estas crecidas, prometió este jueves más ayuda para hacer frente a los efectos de las peores inundaciones que han afectado al sur, este y norte de la potencia europea. Solamente en Sajonia se calculan pérdidas por 2.000 millones de euros.

Ver el video 01:39
Now live
01:39 minutos

Situación de las aguas es crítica

Esta confirmación de que llegará más ayuda por parte del Gobierno federal ocurre un día después que el comisario de Presupuestos de la Unión Europea, Janusz Lewandowski, dijera que la crisis tiene sin fondos las arcas del Fondo de Solidaridad, lo que hacía esperable que hubiera retrasos en la entrega de ayuda por parte de la UE.

Halle en alerta máxima

“Cuando el agua descienda, comenzaremos el análisis de los daños. En ese momento volveremos a ayudar si es necesario”, indicó Merkel durante su visita a Bitterfeld, una de las ciudades más afectadas. Poco antes, el ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, ya había anunciado que el Gobierno está preparado para facilitar más ayuda, además de los 100 millones de euros prometidos el martes (04.06.2013).

Las inundaciones, provocadas por el fuerte incremento de los caudales de los ríos Elba, Danubio y Saale, mantienen aún en jaque a una parte importante de Alemania, aunque en Baviera las aguas ya descienden. En Dresde, la capital de Sajonia, el nivel del agua a media tarde de este jueves era de 8,76 metros, cuando lo normal son dos metros.

En Brandenburgo, las inundaciones afectaron, sobre todo, al pueblo de Mühlberg, de 4.000 habitantes. Una residencia de ancianos de la ciudad tuvo que ser evacuada. En el estado federado de Sajonia-Anhalt, las ciudades de Bitterfeld y de Halle siguen en máxima alerta. En Halle, de hecho, están listos para evacuar toda la ciudad si es que los diques del río no soportan la presión de las aguas.

DZC (dpa, Spiegel)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema