¿Crece riesgo de atentados islamistas contra judíos en Alemania? | Alemania | DW | 19.01.2008
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

¿Crece riesgo de atentados islamistas contra judíos en Alemania?

Instituciones judías en Alemania han sido advertidas de un creciente riesgo de sufrir atentados terroristas islamistas, según la prensa.

default

Vehículos policiales protegen la Gran Sinagoga de Berín.

Así lo asegura el semanario alemán "Focus" en su próxima edición, que saldrá a la venta el lunes. La Comunidad judía en Berlín ha sido advertida expresamente de posibles atentados terroristas islamistas, escribe la publicación basándose en informaciones de las autoridades berlinesas de seguridad.

Las advertencias se basan en indicaciones en ese sentido proporcionadas a la Oficina de Investigación Criminal (BKA) por informantes, escribe la revista editada en Múnich.

Consultado por periodistas, un portavoz de la BKA se negó a realizar comentarios. Por su parte, un portavoz de la embajada de Israel en Berlín dijo que oficialmente no poseía información sobre hechos inquietantes.

No obstante, sí está confirmado que tres cuatro árabes han sido descubiertos espionando varios edificios. Tres de ellos han sido puestos en libertad, mientras que el cuarto quedó detenido por delitos anteriores.

La alarma fue desatada, según el semanario, por el hurto de una camioneta de la Bundeswehr (Fuerzas Armadas de Alemania). La Policía temió que el vehículo pudiera ser utilizado como bomba rodante, ya que con su apariencia no iba a despertar sospechas si se aproximaba a edificios tomados como blanco.

“Confiamos en las fuerzas de seguridad alemanas”

Según información de la que dispone la BKA, en un lugar mantenido en secreto habían sido almacenadas grandes cantidades de explosivos, evidentemente descubiertos en el ínterin. La camioneta desaparecida fue hallada ya. Quienes se la llevaron habían desmontado la matrícula.

El portavoz de la Embajada de Israel, Aaron Segui, dijo que la representación diplomática sigue trabajando como siempre. “Confiamos en las fuerzas de seguridad alemanas, si bien ello no significa que no exista una amenaza de ese tipo”, agregó.

Un portavoz de la Policía de Berlín dijo a agencias que posibles elementos terroristas son observados y que las autoridades reciben una y otra vez indicaciones acerca de planes de atentado.

“Reaccionamos adecuadamente con medidas preventivas y adaptamos nuestras medidas de seguridad constantemente, de acuerdo con las nuevas realidad”, agregó. No quiso comentar, sin embargo, afirmaciones en los medios de que la Policía había redoblado el número de patrullas delante de la sinagoga en el barrio de Berlín Mitte.

Alarma por detención en el Líbano

El presidente de la policía de Berlín, Dieter Glietsch, no descartó que dada la escalada de violencia en Cercano Oriente, determinados potenciales terroristas estén espiando los dispositivos de seguridad existentes en Alemania.

Attentäter Köln Hauptbahnhof

Uno de los dos hombres jóvenes que intentaron realizar un atentado con bombas en trenes de cercanías en Alemania en julio de 2006, tomado por una cámara de observación en la estación de trenes de Colonia.

"Nuestra misión es comprobar si todos los edificios situados en un radio de peligrosidad disfrutan de un alto nivel de seguridad similar", dijo Glietsch en declaraciones al diario capitalino "Berliner Morgenpost".

El fin de semana pasado se propagó la alarma en Alemania cuando los semanarios "Der Spiegel" y "Focus" afirmaron que terroristas de Al Qaeda planeaban realizar atentados en Alemania, concretamente contra el Ministerio de Justicia de, en Berlín, y contra instalaciones militares o de seguridad.

Según esos medios, la Policía del Líbano detuvo a un presunto extremista sirio, Mohammed Ndoub, que había amenazado con atentados terroristas en Alemania como acto de venganza por el enjuiciamiento de dos libaneses, uno en Alemania y otro en el Líbano, acusados de colocar bombas, que no estallaron por defectos de construcción, en trenes alemanes a mediados de 2006 y que, de haber detonado, hubieran causado una masacre.

DW recomienda