1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Crece el desempleo en España a 3,3 millones de personas sin trabajo

El drama del desempleo se agudizó en España, al conocerse que el país alcanzó en enero un récord histórico de 3,3 millones de personas sin trabajo, lo que obligó al gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero a reconocer que el número de desocupados puede aumentar este año hasta los cuatro millones.

El profundo deterioro del mercado laboral quedó patente con las cifras hechas públicas por el Ministerio de Trabajo y según las cuales en apenas un mes, de diciembre a enero, casi 200.000 personas perdieron su trabajo, es decir, unas 6.400 cada día, entre ellas miles de inmigrantes, muchos procedentes de América Latina.

Se trata del peor dato intermensual en la historia reciente de España, convertida, por amplio margen, en el país con más cesantía de la Unión Europea (UE).

El total de desempleados se sitúa en 3.327.801 personas, un 6,35 por ciento más que un mes antes. En comparación con enero de 2008, el número de desocupados aumentó en casi 1,1 millones, lo que equivale a un incremento del 47,12 por ciento.

En enero el desempleo subió en todos los sectores, particularmente en el de servicios, con 136.610 afectados más (un aumento del 7,69 por ciento), seguido de la industria, con 31.276 personas (7,82 por ciento), y la construcción, con 17.175 (2,91 por ciento).

Entre los inmigrantes el desempleo se incrementó en 38.545 personas, lo que supuso una subida de casi el 9,4 por ciento y situó el total de desocupados en este colectivo en casi 450.000 personas.

Con respecto a enero de 2008, el número de desempleados extranjeros aumentó en casi 209.000, lo que supone un incremento de cerca del 87 por ciento en un año.

A la luz de estas cifras, el gobierno socialista admitió por primera vez públicamente que es factible que el desempleo rompa la barrera psicológica de los cuatro millones de personas, algo que el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, descartó repetidamente. (DPA)