1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Críticas en coalición de Merkel al tratado con Turquía

Políticos de los partidos que integran la coalición de gobierno de Angela Merkel criticaron el tratado entre la Unión Europea (UE) y Turquía impulsado por la propia canciller alemana para avanzar a una solución en el drama de los refugiados. El socialdemócrata Johannes Kahrs consideró que la canciller puede ser ahora “extorsionada” por el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan. “Erdogan hace lo que quiere y Merkel se pliega. Una pena”, señaló el influyente político a Welt am Sonntag de este domingo (08.05.2016).

También Norbert Röttgen, miembro de la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Merkel y presidente de la Comisión de Exteriores del Parlamento, pidió “dejar de decir que Turquía es la clave para resolver la crisis de los refugiados”. “El acuerdo entre Turquía y la UE diseñado según el modelo de Ahmet Davutoglu puede ser un pilar de una solución”, añadió Röttgen, pero siempre que se cumpla tras la renuncia de Davutoglu.

El primer ministro turco se vio forzado a renunciar sorpresivamente por el propio Erdogan, que el viernes anunció la instauración de un sistema presidencialista y rechazó algunas de las condiciones acordadas con la UE en el marco del pacto, como nuevas leyes antiterroristas. “Nosotros vamos por nuestro camino, tú ve por el tuyo”, dijo el mandatario en dirección a Bruselas. “Asóciate con quien quieras”.

La modificación de las leyes antiterroristas es uno de los cinco puntos abiertos que Ankara aún debe cumplir para que los turcos sean beneficiados con la exención de visado a fines de junio, como está previsto. La exención de visado forma parte del paquete para los refugiados negociado por Davutoglu y que prevé que Turquía acoja a todos los refugiados que son devueltos desde las islas griegas. Erdogan es crítico con el acuerdo.

La situación preocupó también en la Unión Cristianosocial (CSU), versión bávara de la CDU de Merkel. “Lo que está ocurriendo en Turquía no ayuda precisamente a reforzar la confianza”, señaló Gerda Hasselfeldt. Los criterios para la exención de visado no son “ni negociables ni interpretables a placer”, añadió la dirigente. “La Comisión Europea no puede ponerse de rodillas en esto”, sostuvo. (dpa)