1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Críticas a la posición alemana sobre la ampliación de la UE

Mientras Alemania aboga por dar prioridad a la ratificación del Tratado de Lisboa, otras naciones pugnan por seguir ampliando el bloue comunitario.

default

Alemania quiere una pausa en la ampliación de la UE. (Fotomontaje)

La canciller alemana, Angela Merkel, ha señalado la necesidad de hacer una pausa en el proceso de ampliación de la Unión Europea, por lo menos hasta que sea ratificado el Tratato de Lisboa sobre la reforma a las instituciones del Viejo Continente.

De acuerdo con lo esbozado por Merkel, sólo Croacia tendría oportunidad de convertirse en miembro de la UE en el corto plazo. Luego de ello no deberían incorporarse nuevos países antes de la entrada en vigor del Tratado de Lisboa, según propone Alemania.

La posición germana despertó este sábado críticas tanto de algunos miembros del bloque comunitario como de naciones que aspiran a ingresar en éste.

¿Oportunidad para todos?

“La ampliación va en interés de Europa y de la región balcánica occidental. Todos los países de ésta debieran tener oportunidad de ingresar”, dijo el ministro de Relaciones Exteriores de Inglaterra, David Miliband, en el marco del encuentro informal que sostuvo este sábado con sus homólogos de la UE en la República Checa.

En ese mismo evento, el jefe de la diplomacia de Finlandia, Alexander Stuub, calificó a las palabras de Merkel como “populistas”. En cambio, Jean Asselborn, ministro de Relaciones Exteriores de Luxemburgo, respaldó la posición alemana, que además es compartida por Francia. “La ampliación de la Unión Europea no debe producirse sin la profundización del proceso de reforma institucional", dijo.

Además de economía, paz

Al mismo tiempo, el diplomático luxemburgués señaló que la falta de avance en la ratificación del tratado de reformas europeas no puede achacarse a los países que no forman parte de la Unión Europea. “Como proyecto de paz, Europa no puede prescindir de los Balcanes”, agregó.

Pero incluso Croacia, el candidato que mayores posibilidades tiene de incorporarse al bloque comunitario, se enfrenta a dificultades que podrían obstaculizar su ingreso. El país se encuentra en medio de un conflicto fronterizo con Eslovenia, que ya es parte de la UE.

Ya sea que conforme un impedimento real o no para la ampliación de la Unión Europea, el Tratado de Lisboa aparece como la auténtica Espada de Damocles sobre el bloque comunitario.

El embrollo más reciente en este sentido aparece precisamente en el país que preside la UE: la República Checa. Ahí, la ratificación de las reformas europeas parece incierta. No obstante, “estoy seguro de que el tratado será ratificado en los tiempos previstos”, afirmó este sábado el ministro checo de Relaciones Exteriores, Karel Schwarzenberg.

En cuanto a interrumpir la ampliación de la Unión Europea, consideró que “sería un gran error”.

A más tardar en abril, cuando el Senado checo someta a votación la ratificación del Tratado de Lisboa, se sabrá si estas afirmaciones no eran más que una lista de buenos deseos.


ch/el/dpa/dlf

DW recomienda