1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Corte polaca aplaza vista por extradición de Polanski a EE. UU.

Un tribunal polaco aplazó hasta el 22 de mayo la vista para decidir sobre la extradición del director de cine Roman Polanski a Estados Unidos por un delito de abuso sexual contra una adolescente de 13 años cometido en 1977. El juez del juzgado de distrito de Cracovia (sur de Polonia) Dariusz Mazur aseguró durante la vista que el proceso se va a posponer a la espera de que Estados Unidos aporte más documentos sobre el caso, una información que ya ha sido requerida. Asimismo, el tribunal polaco anunció que va a solicitar información al tribunal suizo que en 2010 decidió no extraditar a Polanski a Estados Unidos por el mismo caso, para poder fundamentar mejor su decisión. No obstante, no es seguro que el tribunal de Cracovia vaya a decidir en su próxima sesión o si el caso del realizador -de nacionalidad franco-polaca y 81 años- se alargará aún más.

El director de cine, que se ha trasladado temporalmente a Cracovia en los últimos meses para preparar un rodaje, no estuvo presente en esta cita judicial, aprovechando que su asistencia no era obligatoria. Polanski ya compareció el pasado febrero, cuando declaró a puerta cerrada durante casi nueve horas, algo que la portavoz del tribunal de Cracovia, Grazyna Rokita, calificó de "suficiente" y el realizador de "agotador" y "en cierto modo doloroso". Si el tribunal polaco decide finalmente denegar la petición estadounidense de extradición, su fallo sería firme y definitivo, pero en el caso de que de luz verde, la decisión final recaería en el ministro de Justicia polaco, Czesary Grabarczyk, quien tiene legalmente la última palabra. La justicia estadounidense solicitó a Polonia la extradición de Polanski aprovechando que el director de cine estaba en Cracovia, su ciudad natal, para preparar el rodaje de una película sobre el caso Dreyffus que debería comenzar este verano.

Los intentos de EEUU de que Polanski sea extraditado arrancan en 2009, cuando la justicia estadounidense solicitó a Suiza la detención del cineasta, que fue arrestado en el aeropuerto de Zúrich y pasó tres meses en prisión y otros siete bajo arresto domiciliario. Finalmente, Suiza denegó su extradición y lo puso en libertad. Un año más tarde, Estados Unidos reclamó de nuevo su extradición, pero esta vez a Polonia, aunque entonces la Fiscalía General alegó que el delito por el que se le reclamaba ya había prescrito según la legislación local. En octubre de 2014, la Justicia polaca desestimó la petición de detención de Estados Unidos para el director de cine, que asistía en aquellos momentos a la inauguración del Museo de Historia Judía de Varsovia. El pasado enero, tras una nueva petición estadounidense, la fiscalía de Cracovia decidió aplicar el tratado de extradición entre Estados Unidos y Polonia "sin condiciones", y aceptó tramitar la solicitud, aunque no consideró pertinente el arresto del realizador.

Polanksi, ganador de un Óscar como mejor director por el "The Pianist" ("El pianista", 2002) se declaró culpable en 1977 de un delito de abuso a menores tras mantener relaciones sexuales con Samantha Geimer, que entonces tenía 13 años. Por ese delito pasó 42 días en una cárcel californiana y después fue puesto en libertad bajo fianza, algo que aprovechó para huir de Estados Unidos ante el temor de que el juez le impusiese una condena severa. Aunque el cineasta llegó hace años a un acuerdo económico con Geimer, quien retiró todos los cargos, el pasado 24 de diciembre un tribunal de Los Ángeles rechazó la petición de su defensa para cerrar definitivamente el caso, lo que le impide en la práctica pisar EEUU. Fue precisamente el temor a ser arrestado lo que hizo imposible que Polanski recogiese en persona el Óscar que la Academia le concedió y que recibió en su nombre el actor Harrison Ford, al que dirigió en la película "Frantic" ("Frenético", 1988).

El autor de películas como "La semilla del diablo" ("Rosemary's Baby", 1968), "El escritor" ("The Ghost Writer", 2010) o "Chinatown" (1974) reside habitualmente en Francia junto con su esposa, la actriz gala Emmanuelle Seigner, y sus hijos (efe).