Corrupción en Europa y otros temas | Diga usted | DW | 02.02.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Diga usted

Corrupción en Europa y otros temas

La corrupción en Europa, la célula neonazi alemana, la piña de Costa Rica y la profundidad de los océanos interesan a nuestros usuarios.

default

Corrupción en Europa

La corrupción en general no sólo afecta a Europa, sino es a nivel mundial. ¿Cómo combatirla? Ahí está el quid de la cuestión.

José Rafael Flores Alvarado, Costa Rica

La corrupción está presente en todo el mundo. En algunos países sale a la opinión pública y en otros no. No es una cuestión que sólo abarque a empresarios, sino también a políticos, al hombre de la calle. Siempre que existan ansias de poder y ganancias económicas a cualquier precio, existirá la corrupción.

Elena, Madrid

¿Cómo se mide la profundidad de los océanos?

Por sentido común, como lo he dicho antes, el capitán tiene la responsabilidad sobre él y la tripulación. Un barco de esa envergadura no puede ni siquiera llegar a cinco kilómetros de la costa, y sabiendo esto, el capitán se atrevió a llegar casi a la orilla. Hay que estar loco para hacer eso. Estaba drogado o tomado porque normalmente un ser humano, con dos dedos de frente, piensa mejor que nuestro extraño capitán. Ya no hay más que hablar: las cosas son tan claras que no se necesitan lentes para verlas. Los hechos hablan por sí solos.

A. Q. Guerrero, Canadá

Nuevo detenido en el caso de la célula neonazi alemana

Vivo en Argentina, y mi padre participó en la Segunda Guerra Mundial con solo 16 años. Me revuelve el estómago que haya gente que reivindica estas ideas. Lamentablemente, hay mucha gente que deplora lo que hizo Hitler en aquella época, sin embargo, estoy segura de que vendería el alma al demonio por tener una ínfima parte del poder que tuvo este dictador. Él ha muerto, pero las ideas continúan vigentes y son tomadas por desaprensivos como éstos.

Ana María Lauxmann, Argentina

Piña en Costa Rica: comercio justo ¿para quién?

Por supuesto que el mercado justo debe funcionar, pero debe quedar claro quién o quiénes son las personas o entidades que regularían dicho mercado sin que se caiga en los beneficios propios. El mercado internacional debe regular, teniendo sus supervisores para que los que se vean beneficiados sean únicamente los productores pequeños y organizados. Jamás se le debe otorgar beneficios a grandes transnacionales que tienen otras formas de acaparar otros mercados. Entiendo que hay leyes y normas, pero lo que siempre ha fallado son el cumplimiento y la supervisión de las mismas. Los pequeños productores han demostrado que saben organizarse, producir, aprender y obedecer. Lo justo entonces es que se les vuelva a ver con respeto y que obtengan beneficios que les permitan tener condiciones de competencia para continuar.

Minor Rojas Víquez, Costa Rica

“Una visita con carácter simbólico”

La visita de la presidenta de Brasil a Cuba, Dilma Rousseff, se podría calificar como una devolución de cortesía. Resulta difícil creer que la presidenta de Brasil estuviera interesada en inducir una apertura en La Habana, cuando hace muy pocos días, las principales figuras políticas de allí recibian al presidente de Irán. Brasil es un país que está ya dentro de los más importantes del mundo, y Dilma Rousseff es muy inteligente y cálida con todos los pueblos de América Latina. Su viaje es más una necesidad personal y es, como muy bien lo han definido, una visita con carácter simbólico.

Grace Martin Stienne, Argentina

Sus comentarios, opiniones y críticas son siempre leídos con atención. No se garantiza una respuesta personalizada. DW-WORLD se reserva el derecho a publicar sin aviso previo las opiniones de sus usuarios, adaptadas y no siempre completas. Las opiniones vertidas en esta página son de exclusiva responsabilidad de quienes las han enviado.

¿Desea saber más sobre los temas de opinión? Cliquee en los artículos que figuran abajo y compártalos con otros lectores. Su opinión nos interesa. ¡Escríbanos!

Recopilación: Rosa Macías

Editor: Emilia Rojas

DW recomienda