1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Correos privados de Hillary marcan inicio del supermartes

En los mensajes dados a conocer hoy 1° de marzo, Clinton se queja porque el huracán Sandy le arruinó las vacaciones.

La candidata demócrata a la Casa Blanca no logra liberarse del escándalo.

La candidata demócrata a la Casa Blanca no logra liberarse del escándalo.

La polémica por los correos desatada a comienzos de 2015 y que complica a Hillary Clinton hasta ahora, tiene su último capítulo hoy (1.03.2016), ya que se dio a conocer el contenido de los últimos mensajes enviados por la que fue secretaria de Estado durante el primer periodo de presidencia de Barack Obama, etapa en la que usó una cuenta privada de correo electrónico para asuntos de interés nacional.

El Departamento de Estado publicó hoy la última tanda de correos electrónicos, con lo que cerró un largo proceso de escrutinio público sobre la aspirante demócrata a la Casa Blanca. La entrega se produjo en plena víspera de la jornada conocida como supermartes, cuando se celebrarán primarias y “caucus” republicanas y demócratas en doce estados.

Esta tanda contiene unas 3.800 páginas de correos, de los que destaca como más polémico el escrito en que se queja, por el huracán Sandy, que según sus propias palabras le arruinó las vacaciones. “Tengo muy mala suerte cuando se trata de coger vacaciones. ¡Dios no quiere que me relaje!”, escribió Clinton a sus colaboradores más cercanos en una cadena de correos electrónicos en los que se alertaba de la fuerza de la tormenta. También se encuentran correspondencias sobre Corea del Norte y el desencanto de algunos demócratas con Barack Obama.

El apoyo de Bill

A pocas horas del inicio de las votaciones, el expresidente estadounidense Bill Clinton recorrió las principales ciudades de Texas en busca de una clara victoria para su esposa Hillary en las primarias de este estado, el más importante de lo que se ha denominado súper martes.

Clinton empezó el día en Houston, hizo una parada en Fort Worth y lo terminó en San Antonio para convencer a los electores de que la unión de los Clinton con Texas es más fuerte que la que tiene el senador Bernie Sanders, oponente de su esposa.

La semana pasada, el expresidente ya estuvo en Dallas y en la ciudad fronteriza de Laredo, en un intento de impulsar la candidatura de Hillary en el estado que más delegados reparte este súper martes, un total de 222.

En las primarias de 2008, Clinton ganó en Texas a su entonces rival, Barack Obama, y todo apunta a que este martes se repetirá la victoria, aunque la cantidad de delegados que sume dependerá de la diferencia que abra con Sanders.

Más de 10 estados y 1.460 delegados están en juego este 1° de marzo, la cita electoral más importante y en la que la demócrata Hillary Clinton y el republicano Donald Trump podrían consolidar su condición de favoritos.

MN (efe, dpa)

DW recomienda