1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Corea del Norte: provocación con consecuencias inciertas

Todavía hay dudas sobre la ejecución de una prueba de bomba de hidrógeno. Patrick Köllner, del Instituto GIGA de Hamburgo, explica lo que se sabe hasta ahora y las consecuencias que esto implica.

Informe sobre el ensayo en la televisión norcoreana

Informe sobre el ensayo en la televisión norcoreana

DW: Todavía no se confirma si Corea del Norte realmente ha probado con éxito una bomba de hidrógeno. ¿Qué indicios e informaciones hay hasta el momento?

Patrick Köllner: Hasta ahora, las mediciones sismográficas demuestran que aparentemente sí se produjo una explosión. El régimen de Pyongyang anunció el ensayo de una bomba termonuclear. Todavía no se ha verificado, pero si se confirma, la prueba sería un avance más en la carrera nuclear de Corea del Norte.

Una bomba de hidrógeno es significativamente más poderosa que una bomba atómica y es también más difícil de construir. ¿Qué probabilidades hay realmente de que Corea del Norte sea capaz de crear algo así?

Aún no se ha confirmado si Corea del Norte ha sido realmente capaz de construir una bomba de hidrógeno o si se trataría de una prueba en su proceso de construcción. Esta última versión no sería tan descabellada. El gobierno de Corea del Norte se ha comprometido públicamente a avanzar en el desarrollo de sus armas. Ellos mismos se ven como una potencia nuclear. El desarrollo de armas nucleares se ha convertido en el ADN nacional y es visto incluso como la única fuente de desarrollo. De esta forma, Corea del Norte cree que puede tratar al mismo nivel con otras potencias.

¿Le sorprende estos hechos?

Ya se suponía que los norcoreanos ensayarían sus armas nucleares nuevamente, las pruebas tecnológicas correspondientes son necesarias para llevar adelante su proyecto. Sin embargo, se esperaba más una prueba basada en plutonio. Anteriormente, Kim Jong Un ya había afirmado que su país estaba avanzando en el desarrollo de armas termonucleares. Por esta razón y después de la última prueba de 2013, no sorprende lo ocurrido. De hecho, hay especulaciones por la coincidencia con el cumpleaños del líder supremo norcoreano, el 8 de enero.

La prueba llega en un momento en que las relaciones entre las dos Coreas se habían calmado después de las tensiones en el verano pasado. ¿Qué significa esto para la situación en la península coreana?

Las relaciones entre las dos Coreas se pueden haber calmado un poco, pero no habían mejorado. Siempre tienen fases de relaciones relajadas y tensas. Me gustaría ver más resultados a corto plazo, así como también en las relaciones con China y Estados Unidos. Corea del Norte es uno de los países más sancionados del mundo. En ese sentido, no ha habido un cambio cualitativo.

Corea del Norte utiliza estas provocaciones para lograr algo a cambio. ¿Qué podría ser esto? ¿Es tal vez una forma de llamar la atención para restablecer relaciones congeladas?

Sí creo que las provocaciones siempre están ahí para lograr algo y en realidad es también un mensaje para su propio pueblo. El régimen de Kim Jong-un ha utilizado el tema del armamento termonuclear como un símbolo nacional. Él intenta sumar puntos dentro del país y también disuadir con esta imagen en el exterior. Las armas nucleares y termonucleares son, en cierta medida, la forma más fácil para disuadir eficientemente a otras potencias. Pero no pensemos que solo lo hacen para recibir algo a cambio. Kim Yong-un quiere transmitir a su pueblo el mensaje que si se puede lograr un desarrollo tecnológico para su armamento nuclear.

¿Ve usted una escalada militar en la región?

No lo veo así. Esta es la cuarta prueba consecutiva y no ha llegado de forma inesperada. Una escalada militar sería posible si Corea del Sur se ve directamente afectada. Yo espero una larga lista de condenas de diferentes partes del mundo, incluso una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, y no un roce militar entre las dos Coreas o en la Región.

Patrick Köllner, del Instituto GIGA

Patrick Köllner, del Instituto GIGA

Usted ha nombrado al Consejo de Seguridad de la ONU, que todavía está tocando hoy (06.01.2015) el tema en una reunión de emergencia. ¿Qué sanciones se esperan y quienes serían los sancionados?

La eficacia de las sanciones correspondientes a Corea del Norte ha sido muy diferente en los últimos años. Serían más eficaces si se confiscan los activos de forma sustancial y que se cierren los canales financieros. Así, los pilares del sistema político y económico Corea del Norte se quedarían sin base. Ahora se intentará probablemente sancionar a empresas estatales controladas por las fuerzas armadas. De este modo, las consecuencias de las sanciones se harán sentir en las altas esferas del régimen en Pyongyang.

El Prof. Patrick Köllner es director del Estudios Asiáticos en el Instituto GIGA, con sede en Hamburgo.

DW recomienda