1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ecología

COP23: Trump no podrá acabar con el acuerdo climático

Los controvertidos tuits de Trump sobre el cambio climático han dejado estupefactos a más de un jefe de Gobierno y de Estado. Sin embargo, el sector económico urge a Washington a implementar las medidas climáticas.

En septiembre pasado, varios políticos y líderes del mundo de los negocios se reunieron de emergencia al margen de la Asamblea General de la ONU, en Nueva York, para abordar el intento del presidente estadounidense, Donald Trump, de enterrar el acuerdo climático de París.

Más información:

-América Latina y el cambio climático: una carrera de fondo

-Ecuador, Colombia y Honduras serán premiados en la COP23 por tener proyectos de acción climática

Mientras que Washington está desmoralizado a causa del giro de 180 grados de Trump en materia de política climática, el gobernador de California, Jerry Brown, y su antecesor, Arnold Schwarzenegger, se muestran optimistas y confían en que una inversión masiva en tecnología verde ayudará a California y otros estados norteamericanos a alcanzar sus metas climáticas - independientemente de lo que se tuitee desde la Casa Blanca.

El "Terminator" verde vs. el tuitero Trump

"Un solo hombre no podrá detener nuestro progreso. Un solo hombre no traerá de regreso la energía sucia del pasado", escribió Schwarzenegger en Twitter al estilo del "Terminator". La estrella de Hollywood acudirá a la conferencia climática de la ONU COP23, en Bonn, que tendrá lugar del 6 al 17 de noviembre.

Acción de protesta de Greenpeace contra la política climática de Donald Trump.

Acción de protesta de Greenpeace contra la política climática de Donald Trump.

También el sector financiero está decidido a apoyar el acuerdo de París. Según el grupo responsable de la campaña medioambiental 350.org, diversas compañías con un amplio volumen de capital se han comprometido a dejar de invertir en combustibles fósiles. Este movimiento se ha duplicado en tamaño en los últimos 24 meses. Los mayores impulsores de este desplazamiento de capital sin precedentes son los fondos de pensiones.    

De acuerdo con el gigante de seguros Swiss Re, los huracanes Harvey, Irma, María y otros desastres naturales han causado pérdidas por un total de 95 mil millones de dólares estadounidenses. Esto ha generado pánico entre los CEO de varias aseguradoras y líderes de fondos de pensiones, que poseen acciones en compañías de seguros.

Inversiones en energías renovables

Recientemente la mayor aseguradora alemana, Allianz, se retiró  del negocio del carbón para invertir miles de millones en la energía eólica. Esta tendencia también se puede observar en otras empresas, sobre todo en el sector de los fondos de pensiones. Sus gigantescos recursos podrían ayudar a obtener los 5 billones de dólares estadounidenses necesarios para alcanzar las metas de desarrollo sustentable de la ONU.

El artista Will.i.am (der.) junto al CEO Paul Polman.

El artista Will.i.am (der.) junto al CEO Paul Polman.

Asimismo, empresas como Siemens, Grundfos o Unilever enarbolan la bandera azul de las Naciones Unidas, sumándose a la ofensiva ecológica. Mientras que la compañía danesa Grundfos, el mayor fabricante de bombas de agua a nivel mundial, invierte en infraestructura de agua potable, el gigante de la industria alimentaria Unilever apuesta por el aceite de palma "100 por ciento sustentable", según su CEO, Paul Polman.

Todavía hay esperanza

Pese a los negacionistas del cambio climático y a los pesimistas que creen que los líderes políticos actúan demasiado tarde para salvar el planeta, muchos defensores del medio ambiente, entre ellos Al Gore, están convencidos de que se está avanzando gracias a la tecnología y a las resoluciones adoptadas.

"Tenemos las soluciones para los problemas del mundo", dijo Patrick Furlotti, fundador del grupo ecologista Globalmana, a DW. El activista del medio ambiente apoya a la científica Graciela Chichilnisky, conocida por haber diseñado un sistema de comercio de emisiones de dióxido de carbono. Actualmente Chichilnisky trabaja con plantas capaces de extraer dióxido de carbono del aire y de producir CO2 para fines industriales.

Autora: Irene Hell (VT/ERS)

 

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema