Conversaciones por plan nuclear iraní siguen estancadas | El Mundo | DW | 06.04.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Conversaciones por plan nuclear iraní siguen estancadas

Grupo 5+1 se reunió con representantes iraníes para hablar sobre las aspiraciones atómicas de Teherán, sin que hubiera progresos.

El encuentro entre las cinco potencias con derecho a veto en el Consejo de Seguridad de la ONU más Alemania (de ahí el 5+1) e Irán puede considerarse como un intento por avanzar que, sin embargo, sigue en el mismo lugar. Las conversaciones sobre los planes nucleares de Teherán y sus consecuencias no van a ninguna parte, por ahora.

Este sábado se cumplieron ya dos días de negociaciones en Almaty, la capital de Kazajstán, donde representantes de Rusia, China, Francia, Estados Unidos y Reino Unido, más Alemania, se encontraron con un equipo negociador enviado por Teherán. La solicitud de las potencias es que Irán reduzca su producción de uranio enriquecido, algo que la contraparte descarta de plano.

Catherine Ashton.

Catherine Ashton.

Sin embargo, la Alta Representante de la Unión Europea para Política Exterior, Catherine Ashton, intenta ver el lado amable de todo esto y celebró la calidad y profundidad de las negociaciones. “Por primera vez he visto un intercambio entre la parte contraria y nosotros”, dijo Ashton, quien destacó que los temas se debatieron de forma más detallada que en otras ocasiones.

Sospechas varias

Para el negociador jefe iraní, Said Yalili, el enriquecimiento de uranio es “un derecho irrenunciable” para su país, ya sea “un cinco o un 20 por ciento”. Yalili señaló que ahora le toca al grupo 5+1 ganarse la confianza del pueblo iraní. Es necesario acabar con el “comportamiento hostil”, exigió.

Varios países de Occidente sospechan que Irán, amparándose en el uso civil de la energía atómica, está desarrollando un programa de armas nucleares, extremo que Teherán niega vehementemente. También se sospecha que Irán podría estar intercambiando información tecnológica al respecto con Corea del Norte.

Irán exige que se le reconozca el derecho a impulsar un programa nuclear civil y que se suspendan las sanciones en su contra, que sobre todo se centran en el sector petrolero y financiero. Esta postura es apoyada por Rusia. “Desde el punto de vista iraní, la posición de los negociadores occidentales es un poco decepcionante”, dijo el viceministro ruso de Exteriores, Serguei Riabkov.

Israel se preocupa

Este estancamiento producido por la terca postura de ambas partes de no ceder un milímetro podría elevar las sospechas de Israel de que Irán usa la diplomacia para ganar tiempo mientras prepara bombas atómicas cuyo objetivo, dicen en Israel, sería atacarlos a ellos. Las autoridades israelíes han asegurado estar dispuestas a bombardear Irán para impedir que su archienemigo produzca una bomba nuclear.

Puesto que todas las partes están conscientes de que el estancamiento del proceso diplomático puede acercar más la disputa a un conflicto, nadie en Almaty hizo referencias a abandonar la vía del diálogo. De hecho, para Occidente es, por ahora, la única forma de resolver el problema.

Sin un progreso sustancial en los próximos meses, es posible que los gobiernos de Occidente incrementen las sanciones contra Irán, cuya economía poco a poco empieza a ver afectada por esto.

DZC (dpa, Reuters)