Controvertido referendo en el este de Ucrania carece de legitimidad | Europa | DW | 09.05.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Controvertido referendo en el este de Ucrania carece de legitimidad

El controvertido referendo planeado por los separatistas prorrusos en Donetsk y Luhansk, para decidir sobre su autonomía de Ucrania carece de credibilidad, dado que no cumple con los requisitos legales necesarios.

El presidente ruso, Vladimir Putin, había pedido el aplazamiento del referendo, pero los separatistas prorrusos de los territorios de Donetsk y Luhansk siguen firmes en su objetivo de celebrar un referendo para decidir su independcia de Ucrania el próximo domingo (11/5/2014). La pregunta de la consulta será: “¿Apoya usted la independencia estatal de la República Popular de Donetsk/Luhansk?” Es evidente que allí no está presente la palabra “independencia”, lo que deja lugar a diversas interpretaciones. Una de ellas es si las fuerzas prorrusas quieren alcanzar una mayor autonomía, o si a lo que apuntan es a independizarse completamente de Ucrania.

Se planea que la votación comience a las 7:00 de la mañana y que finalice a las 21:00 (CEST). Según los separatistas, solo en el territorio de Donetsk participarían más de dos millones de personas en la consulta popular. El gobierno de Ucrania y los países occidentales, sin embargo, no dan legitimidad al plebiscito. A continuación, las razones.

Órganos ilegítimos de poder

Separatistas prorrusos en conferencia de prensa en Donetsk.

Separatistas prorrusos en conferencia de prensa en Donetsk.

El referendo está organizado y será llevado a cabo por órganos ilegítimos de poder. Las “Repúblicas Populares” de Donetsk y Luhansk fueron autoproclamadas en abril de 2014 por separatistas fuertemente armados que anteriormente habían ocupado edificios públicos, como la central de la policía y los consejos municipales. Los representantes de esos grupos no fueron legitimados a través de elecciones democráticas.

Referendo ilegal

La Constitución ucraniana no prevé referendos regionales, sino un solo referendo nacional para ese país, de 45 millones de habitantes, en el que participan todos los ciudadanos con capacidad de voto. Solo el Parlamento de Kiev puede llamar a un plebiscito acerca de un cambio en los territorios regionales de Ucrania.

No hay padrón oficial

Las autoproclamadas “Repúblicas Populares” de Donetsk y Luhansk no tienen acceso a padrones electorales. Los servicios secretos ucranianos (SBU) bloquearon el acceso electrónico a dichas listas a comienzos de abril. Sin embargo, los separatistas afirman poseer padrones electorales de 2012. En marzo, Kiev también había bloqueado el acceso a listas electorales en la península de Crimea, pero eso no impidió a los activistas prorrusos llevar a cabo un referendo para decidir su independencia de Ucrania.

Sin observadores independientes

Los prorrusos se preparan para el referendo del domingo.

Los prorrusos se preparan para el referendo del domingo.

El planeado referendo no contará con la participación de observadores independientes. Ni la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europea (OSCE) ni el Consejo Europeo enviarán a sus representantes, y tampoco Rusia mandará una misión oficial de observadores.

No participarán todos los electores

Los separatistas no controlan todo el territorio de las regiones de Donetsk y Luhansk. Su influencia se limita a unas doce ciudades, pero en ellas el poder de los activistas el limitado. Las fuerzas policiales de Ucrania, así como el ejército, llevan a cabo una misión “antiterrorista”, por lo cual, bajo esas circunstancias, no se puede garantizar que todos los ciudadanos con capacidad de voto puedan llegar a las urnas.

No hay una mayoría a favor de la independencia

Según estiman encuestas de opinión llevadas a cabo por expertos ucranianos, ni en Donetsk ni en Luhansk hay una clara mayoría a favor de que esos territorios se independicen de Ucrania. Solo un 30 por ciento de la población apoyaría una separación de Ucrania y una anexión a Rusia, según un estudio del Instituto Internacional de Sociología de Kiev (KMIS), que fue encargado a mitades de abril por el periódico Dserkalo tyshnja. Más de la mitad de los encuestados estaban en contra de la independencia. Los resultados de esas encuestas son confirmados por otros, presentados por investigadores de opinión de Kiev y de Donetsk.

DW recomienda