1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ecología

Controvertido comercio de emisiones de la UE

El sistema de comercio de emisiones es el elemento más controvertido del paquete de medidas para la protección de clima de la Unión Europea (UE).

default

Planta de producción de energía a base de carbón en Cottbus.

Con la venta de derechos de emisión de dióxido de carbono, denominados "certificados", se busca que quienes produzcan gases de efecto invernadero paguen por contaminar. La idea base es que cada empresa emita únicamente la cantidad de dióxido de carbono equivalente a los derechos de que dispone.

De lo contrario, deberá comprarle en una bolsa especial derechos de emisión a una empresa que los haya ahorrado. Este sistema fue introducido en 2005 y pretende fomentar una producción poco contaminante.

Mitad de emisiones de dióxido de carbono de UE

Hasta ahora decidieron sumarse a esta iniciativa ante todo los grandes productores de energía y grandes empresas, como las siderúrgicas. En total son más de 10.000 plantas. El sistema comprende a casi la mitad de todas las emisiones de dióxido de carbono de la UE.

Todas obtuvieron sus certificados gratuitamente y deberían estar estimulados a seguir reduciendo las emisiones de dióxido de carbono por la posibilidad de vender derechos no utilizados. El sistema no ha funcionado. A las plantas generadoras de energía se las responsabiliza de haber trasladado los costos de los certificados a sus clientes, pese a que no han pagado por ellos.

Caída de los precios

Los gobiernos están en el centro de las críticas por haber distribuido demasiados derechos de emisión y también por haber favorecido a sus industrias. Ello provocó una caída de los precios y el aliciente para reducir las emisiones de dióxido de carbono es bastante pequeño.

El nuevo período de comercio de emisiones comienza en 2013. La idea es que entonces los "certificados" se distribuyan anualmente a nivel eurocomunitario y que en su mayoría sean subastados. Está planeado que hasta el año 2020 se reduzca la emisión de gases de invernadero en un 21 por ciento respecto de 2005. Cada año se reducirá la cantidad de certificados emitidos en un 1,74 por ciento.

Protección del clima

En 2020 se distribuirán 1.720 millones de certificados, contra los 1.970 que se entregarán en 2013. Cada certificado equivale a una tonelada de dióxido de carbono. Los beneficios se reinvertirán en gran parte en la protección del clima. Además, el comercio de emisiones se extenderá a otros rubros como las plantas siderúrgicas o la aviación, ampliándose también a otros gases como el óxido de nitrógeno.