1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Controvertida visita de Netanyahu a Estados Unidos

El primer ministro de Israel llegó a Washington para pronunciar el martes un discurso sobre Irán ante el Congreso estadounidense que, aseguró, será "trascendental e incluso histórico".

El primer ministro israelí fue invitado a hablar ante el Congreso por iniciativa del presidente de la Cámara de Representantes, quien no consultó esta invitación con el presidente Barack Obama.

El primer ministro israelí fue invitado a hablar ante el Congreso por iniciativa del presidente de la Cámara de Representantes, quien no consultó esta invitación con el presidente Barack Obama.

Benjamin Netanyahu espera convencer a los congresistas estadounidenses de que un primer acuerdo marco que está siendo negociado entre Irán y las potencias occidentales para resolver la disputa nuclear es "peligroso". El primer ministro israelí fue invitado a hablar ante el Congreso por iniciativa del presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, quien no consultó esta invitación con el presidente Barack Obama.

DW recomienda

Los críticos han tildado el proyectado discurso de Netanyahu como una injerencia en la política de Estados Unidos y alegan que la fecha de su intervención es inapropiada debido a que el primer ministro israelí se encuentra inmerso en una campaña para su reelección en los comicios parlamentarios programados para el 17 de marzo. En cambio, los colaboradores de Netanyahu sostienen que el discurso no puede ser cancelado en vista del calendario de las negociaciones sobre el programa nuclear de Irán.

"Siento una preocupación profunda y honesta por la seguridad de todos los ciudadanos de Israel, por el destino del Estado y el destino de nuestro pueblo. Haré todo lo que esté en mis manos para salvaguardar nuestro futuro", declaró el jefe de gobierno israelí antes de subir al avión. El jefe de gobierno israelí también hablará el lunes ante el lobby proisraelí Aipac. Obama no se reunirá con Netanyahu durante la estancia del primer ministro israelí en Washington.

"Sabotear" las conversaciones con Irán

La asesora nacional de seguridad estadounidense Susan Rice dijo la semana pasada que la invitación cursada a Netanyahu y su aceptación por parte del primer ministro israelí han sembrado entre los partidos políticos en Washington una división que es "destructiva" para el desarrollo de los vínculos entre Estados Unidos e Israel. Los republicanos, que controlan ambas cámaras del Congreso, son partidarios de endurecer las sanciones impuestas a Irán, pero Obama los ha llamado a mostrar contención mientras continúen las negociaciones.

El ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Mohamed Yawad Zarif, acusó este sábado a Netanyahu de buscar con su discurso "sabotear" las conversaciones nucleares y de sembrar "pánico" y difundir "mentiras". Irán está negociando con el Reino Unido, China, Francia, Rusia, Estados Unidos y Alemania un acuerdo para congelar el enriquecimiento de uranio y otros ámbitos de su programa nuclear a cambio del levantamiento de las sanciones económicas impuestas a Teherán. El objetivo es lograr un acuerdo marco a finales de marzo y un acuerdo definitivo a mediados de año que ponga fin a un conflicto de varios años sobre el programa nuclear de Irán y su eventual uso para fines militares.

El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, se reunirá con Zarif el próximo martes en Suiza. Estados Unidos no cederá y no cerrará un mal acuerdo nuclear con Irán, aseguró hoy el secretario de Estado norteamericano. En una entrevista con la emisora ABC, Kerry recordó que Israel está más seguro que antes gracias a un acuerdo provisional alcanzado con Teherán que limita el programa nuclear iraní. "Y el estándar que aplicamos en todo acuerdo con Irán es garantizar, saber, que Irán (...) no puede desarrollar armas nucleares", añadió. Estados Unidos declaró en reiteradas ocasiones que ningún acuerdo es mejor que un mal acuerdo, siguió Kerry. "No habrá un mal acuerdo

RML (dpa, reuters)