Controversia por las condiciones en las que murió Gadafi | Política | DW | 21.10.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Controversia por las condiciones en las que murió Gadafi

El papel de la OTAN en la cacería del ex-líder libio fue decisivo y provoca controversia. Dadas las confusas condiciones de su muerte organizaciones piden una investigación independiente.

default

Gadafi: Imagen de archivo

El papel de la OTAN en la cacería del ex-líder libio, Muamar Gadafi fue decisivo. La Alianza Atlántica siguió la operación desde el aire cuando aviones de combate franceses atacaron el convoy en el que viajaba el coronel. Gadafi intentaba huir de su ciudad natal, Sirte, en donde el ex líder libio estuvo escondido durante las últimas semanas hasta que fuera tomada por las fuerzas rebeldes.

Un portavoz de la OTAN en Bruselas dijo que el convoy militar, integrado por unos 75 vehículos, era un objetivo militar legítimo, pero no se sabía que Gadafi se encontraba en él. Los vehículos transportaban una gran cantidad de armas y munición y por ello representaban una amenaza para la población libia. El portavoz reconoció que los ataques llevados a cabo por la OTAN probablemente contribuyeron a la captura del ex-dictador, quien habría muerto después tras un tiroteo entre fuerzas leales gadafistas y del Consejo Nacional de Transición libio.

Libyen Kämpfe in Sirte vor der Festnahme von Muammar al Gaddafi

Fuertes combates en Sirte, previamente a la detención de Gadafi.

Misión Protector Unificado

Después de siete meses de acción militar en Libia, la OTAN prevé poner fin a la misión Protector Unificado, cuyo objetivo, amparado en la resolución 1970 de las Naciones Unidas, era proteger a la población civil de los ataques del ex líder libio. Aunque se esperaba una decisión inminente, al parecer hay desacuerdo dentro de la Alianza Atlántica en poner fin a la misión inmediatamente tras la muerte de Gadafi. La OTAN ha enviado 26.000 misiones aéreas a Libia y ha conducido 9.600 ataques.

Los ataques han provocado controversia. Rusia dijo que el convoy no representaba un peligro para la población libia y no tenía por que haber sido atacado. El ministro del Exterior ruso, Sergei Lavrov, afirmó que el fallecido líder debió haber sido hecho prisionero y que su muerte a manos de los rebeldes es una violación flagrante del derecho internacional.

Según el ministro, el derecho internacional señala que en los conflictos armados, y en Libia hubo y hay un conflicto, rige el derecho humanitario. Lavrov recordó que la Convención de Ginebra estipula que un prisionero de guerra debe recibir asistencia médica si se encuentra herido, como fue el caso de Gadafi cuando fue detenido por rebeldes en Sirte.

En declaraciones a emisoras de radio rusas, el jefe diplomático subrayó la necesidad de revaluar el operativo militar de la OTAN en el país norafricano desde la perspectiva del derecho internacional.

Piden investigaciones independientes

La alta comisionada de los Derechos Humanos de la ONU, Navy Pillay pidió una investigación independiente. También la organización Amnistía Internacional se sumó a las exhortaciones para que se analicen las circunstancias de la muerte del ex-líder libio y pidió al nuevo gobierno que rompa con la “cultura del abuso” impuesta por Gadafi mismo.

Dos videos tomados con teléfonos celulares muestran al derrocado líder después de haber sido detenido. Se le ve ensangrentado pero con vida. Otras tomas muestran a Gadafi muerto. Al parecer su cadáver tiene un agujero de bala en la cabeza y otro en el pecho.

Gadafi encabeza la lista de los mandatarios de África que se han mantenido en el poder durante más tiempo. El ex líder gobernó durante 42 años con un estilo autócrata, con tintes de sangre y excentricidad.

Autora: Eva Usi/ Dpa/ Afp/ Reuters

Editor: José Ospina-Valencia

DW recomienda