1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Controversia en Noruega por deportación de refugiados a Rusia

Las deportaciones a Rusia de refugiados llegados a Noruega por el Ártico han generado controversia en este país y críticas de organismos internacionales.

La vía para estas deportaciones la abrió el Gobierno en minoría de derecha que aprobó hace dos meses, con el apoyo entre otros del opositor Partido Laborista, un endurecimiento de las leyes de asilo para frenar la oleada de refugiados llegados por el norte del país desde el verano, unas 5.500 personas (sobre todo sirios y afganos), cuando la media anual era de una veintena.

La nueva normativa, que permite devolver a Rusia a quienes tengan permiso de residencia o visado en ese país sin considerar su solicitud de asilo, empezó a aplicarse a finales de otoño pasado en Noruega, pese a las críticas del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Así fueron deportadas unas doscientas personas a Múrmansk (Rusia), que regresaron en bicicleta al lugar desde donde habían llegado semanas antes, por la prohibición rusa de pasar la zona fronteriza a pie y porque las autoridades noruegas detienen y acusan de tráfico de personas a quienes transportan refugiados en automóvil.

La llegada del invierno, con temperaturas de hasta 20 y 30 grados bajo cero en la zona, y el plazo de medio año para las deportaciones acordado con Rusia han obligado a usar otro medio de transporte y a agilizar las expulsiones, lo que ha aumentado la polémica.

Noruega recibió el año pasado a 31.145 solicitantes de asilo, una cifra récord para el país y que supone casi el triple que la de 2014, según datos oficiales. (EFE)