1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Constitucional rechaza ilegalizar partido neonazi alemán NPD

El Tribunal Constitucional alemán dictaminó en contra de ilegalizar el Partido Nacional Democrático de Alemania (NPD), principal aglutinante de neonazis en el país.

Los jueces del Tribunal Constitucional (TC), con sede en Karlsruhe, en el oeste del país,  respondieron así a la solicitud de ilegalización impulsada en 2012 por el Bundesrat, la cámara alta y órgano de representación de los estados federados en el Parlamento alemán, tras fracasar en 2003 un primer intento de prohibición, por defectos formales.

El NPD persigue "objetivos anticonstitucionales", con un ideario político que "desprecia la dignidad humana y es incompatible con los principios de la democracia", declaró el presidente del TC, Andreas Vosskuhle, al dar a conocer el veredicto.

Su objetivo, es eliminar el orden democrático establecido y sustituirlo por un estado autoritario orientado hacia una comunidad "étnicamente definida", añadió Vosskuhle. "Sin embargo, faltan indicios concretos, de peso", para afirmar que pueda estar cerca de conseguir esos objetivos y represente, por ello, un peligro para el funcionamiento de la democracia alemana, aseguró el juez.

Salvado por hallarse lejos de sus objetivos

En la sentencia, aunque se reconoce que algunos de los miembros del NPD pueden tener comportamientos criminales, se considera que el partido no está en condiciones de incidir en la vida parlamentaria alemana ni formar coaliciones para perseguir sus objetivos.

El TC justifica así, con las deficiencias estructurales del propio partido y su escaso arraigo en la política nacional, su rechazo a prohibir la formación en este momento, aclarando que la situación podría cambiar en el futuro.

El fallo judicial sirve para poner fin a un largo debate en el país, después de que en el año 2003 fracasara con estrépito el primer intento de prohibir el partido ultraderechista.

A diferencia de entonces, cuando la solicitud de ilegalización fue promovida por el Gobierno y las dos cámaras del Parlamento, en la actualidad, la justicia debía dar respuesta a una querella presentada únicamente por el Bundesrat. De esta forma, el Ejecutivo y los diputados alemanes se desvinculaban totalmente del proceso.

La última prohibición de un partido en Alemania se remonta a 1956, cuando se ilegalizó el Partido Comunista de Alemania (KPD) y se llevaron a cabo registros en oficinas y viviendas inmediatamente después de la sentencia.

Karlsruhe NPD Chef Frank Franz (Reuters/K. Pfaffenbach)

Líder del NPD, Frank Franz, a su arribo al Tribunal Constitucional de Karlsruhe, para escuchar el veredicto.

Mayor partido de extrema derecha de Alemania

El NPD fue fundado en 1964 y cuenta con 5.000 afiliados que lo convierten en el mayor partido de la extrema derecha de Alemania. El servicio de inteligencia interior afirma que aspira a subvertir el orden político de Alemania y le achaca "una postura benévola hacia el nacionalsocialismo histórico".

El partido tuvo su cénit en los años 60, cuando llegó a ocupar escaños en siete Parlamentos regionales. Después declinó su estrella durante décadas. Sin embargo, tras la reunificación alemana, en 1990, recuperó fuerzas en el este del país y desembarcó durante dos legislaturas tanto en el hemiciclo de Sajonia como en el de Mecklemburgo-Pomerania Occidental.

En septiembre pasado, el NPD perdió la última representación parlamentaria regional. Cuenta actualmente con 338 escaños municipales, casi cuatro quintas partes de ellos en el este de Alemania. Asimismo, tiene un europarlamentario, Udo Voigt.

La ahora rechazada demanda de los "Länder" o estados federados se apuntalaba en el argumento de que el NPD es un "heredero ideológico" del nacionalsocialismo de Adolf Hitler, es xenófobo, antisemita y practica acciones de acoso y agresiones tanto contra extranjeros como contra políticos principalmente de ámbito municipal que defienden la acogida de refugiados. El Tribunal Constitucional es el único órgano que puede prohibir partidos en Alemania.

RML (dpa, N24live)