Consorcios energéticos renuncian a encender sus plantas nucleares | Alemania | DW | 15.06.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Consorcios energéticos renuncian a encender sus plantas nucleares

Los consorcios energéticos alemanes no encenderán los reactores nucleares apagados preventivamente tras el desastre de Fukushima, pese a que desde el punto de vista jurídico podrían hacerlo.

default

Central nuclear Biblis, al sur de Frankfurt. (Archivo)

Todo parece indicar que ninguna de las ocho plantas nucleares alemanas cerradas temporalmente tras el accidente de Fukushima volverá a operar. Después de que el consorcio energético E.on anunciara que no encenderá sus centrales nucleares, se espera, según información de la agencia dpa, que los consorcios RWE y EnBW hagan lo mismo. RWE no quiso pronunciarse al respecto este miércoles (15.06.2011). 

Tras la catástrofe de Fukushima la canciller alemana Angela Merkel ordenó que las plantas más antiguas fueran cerradas preventivamente imponiendo una “moratoria nuclear”, es decir, la suspensión del programa aprobado por su Gobierno el año pasado a través del cual se preveía prolongar la vida útil de los reactores.

Europa Demonstrationen gegen Atomkraft 25. April 2011

Manifestaciones anti-nucleares en Europa.

Cierre definitivo de 8 plantas

Afectadas por la moratoria resultaron las siete plantas más antiguas, así como la averiada central de Krümmel. Aunque su vigencia concluye de manera oficial este miércoles, en algunos reactores se mantiene hasta el fin de semana.

Desde el punto de vista legal los consorcios energéticos podrían encender las plantas nuevamente pues la nueva ley, que prevé su apagón definitivo, no estará lista para su aprobación por el Parlamento alemán antes de mediados de julio. Expertos consideran que cada planta deja ganancias de un millón de euros al día.

El operador E.on, que administra las plantas de Isar I, en Baviera y Unterwesser, en el norte de Alemania, anunció que no volverá a encenderlas. Vatenfall es un caso aparte dado que la planta averiada de Krümmel, cerca de Hamburgo y la de Brunsbüttel, también en el norte de Alemania, de por sí no estaban en condiciones de encenderse. 

Deutschland Atomkraft Nein Danke Sticker Demonstration gegen AKW Biblis

Fuerte oposición de la población al uso de la energía nuclear.

Seguridad insuficiente

Una comisión independiente designada por el Gobierno de Berlín para analizar la seguridad de los 17 reactores nucleares existentes en Alemania de cara al accidente de Fukushima, concluyó sus investigaciones en mayo pasado, afirmando que las plantas alemanas son más seguras que las japonesas ante riesgos como inundaciones y apagones eléctricos. El reporte también reconoce que las nuevas plantas son más seguras que las antiguas.

Pero lo que llama la atención es que ninguna de las centrales inspeccionadas alcanzó el mayor nivel de seguridad: el 3. Desde hace años se sabe que las nucleares alemanas no cuentan con suficiente protección ante posibles accidentes aéreos. Cuatro de las centrales no tenían ninguna protección, pero ninguna contaba con suficiente resguardo ante eventualidades como el un desplome de un avión de pasajeros. 

Autora: Eva Usi/ dpa/faz

Editor: Enrique López

DW recomienda