Conmemoración del 11-S unió a EE.UU. por un día | El Mundo | DW | 11.09.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Conmemoración del 11-S unió a EE.UU. por un día

El reforzamiento de las medidas de seguridad no interfirió con la conmemoración del décimo aniversario del 11-S. Por un día, los estadounidenses hicieron caso omiso a la polarización política y se mostraron unidos.

default

Los actos oficiales comenzaron en Ground Zero por el carácter simbólico del lugar.

El cielo sobre Nueva York estuvo encapotado este 11 de septiembre, contrastando con el azul intenso de aquel día, hace exactamente diez años, en que dos aviones de pasajeros fueron secuestrados, desviados de su curso y estrellados contra el World Trade Center por diecinueve miembros de la red terrorista Al Qaeda, destruyendo uno de los símbolos del poder económico y político de Estados Unidos.
 
Pero ni el cielo gris ni la intensificación de las medidas de seguridad en la Gran Manzana, debido a una reciente amenaza de atentados “creíble, aunque no confirmada”, intimidó a los visitantes de la Zona Cero. El lugar que hasta el 11 de septiembre de 2001 ocuparon las Torres Gemelas y en el que ahora se construye el nuevo One World Trade Center se llenó de gente para conmemorar esa fecha.
 
De alguna manera, las calles y estaciones de metro cerradas, los miles de policías, agentes especiales y canes entrenados a la vista por doquier formaban parte de las ceremonias con que también se recordó a quienes murieron cuando un tercer avión secuestrado impactó contra el Pentágono en Arlington, Virginia, y un cuarto cayó en las inmediaciones de Shanksville, Pensilvania.
 
En la Zona Cero se oyó el sonido del silencio
 
Flash-Galerie 9/11 Gedenkfeier New York Ground Zero

Las medidas de seguridad se redoblaron debido a una reciente amenaza de atentados.

Los actos oficiales comenzaron en Ground Zero, Nueva York, por el carácter emblemático que ese punto adquirió en relación con los atentados del 11-S, pero a lo largo y ancho del país se honró la memoria de las alrededor de 3.000 víctimas de los ataques con eventos solemnes de mayor o menor envergadura. Y es que ese suceso ha terminado por convertirse en un hito importante de su historia.

 
Se respetaron varios minutos de silencio; el primero de ellos lo marcó una campanada a las 8:46 de la mañana, aludiendo al instante en que el primer avión se estrelló contra la torre norte del World Trade Center hace una década. Los nombres de las 2.983 personas que perdieron la vida en esos ataques fueron leídas por 334 familiares, mientras el violoncelista sino-americano Yo-Yo Ma interpretaba el clásico pop de Simon & Garfunkel El Sonido del Silencio.
 
“Diez años han pasado desde que una mañana de perfecto cielo azul se transformó en el día más negro de Estados Unidos”, había dicho el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, poco antes, dirigiéndose especialmente a las personalidades en primera fila. Allí estaban presentes las más altas autoridades de la ciudad y del país, las de hoy y las de hace un decenio.
 
La diatriba política se suspendió durante este día
 
Flash-Galerie 9/11 Gedenkfeier New York Ground Zero Obama

La presencia simultánea de Obama y Bush sugirió que la política se dejó de lado en este día.

Un indicio de que en este día se suspendieron temporalmente las disputas que mantienen polarizada a la población y enemistados a demócratas y republicanos en el Congreso, fue la presencia simultánea del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y la de su predecesor, George W. Bush, quienes evitaron en todo momento articular discursos demasiado políticos.

 
Bush rechazó la invitación extendida por Obama para que se acercara a la Zona Cero en mayo, poco después de que se diera a conocer la muerte en Pakistán del artífice de los ataques del 11-S, Osama bin Laden, a manos de militares estadounidenses. Pero este 11 de septiembre estuvieron juntos: después de que Obama leyera un segmento de la Biblia, Bush leyó un documento escrito por el presidente Abraham Lincoln en 1864.
 
Cuando las puertas de Ground Zero se abrieron para dejar entrar a los entrañables de las víctimas, Obama y su esposa Michelle partieron rumbo a Pensilvania para deponer una ofrenda floral en el monumento erigido a los pasajeros del vuelo 93 de United Airlines por haber sacrificado sus vidas al frustrar el plan de los terroristas de dirigir la aeronave hacia un objetivo estratégico en Washington.
 
También se honró a los soldados de las guerras de Afganistán e Irak
 
9/11 Memorial New York Ground Zero

El monumento y el museo dedicados a la memoria del 11 de septiembre de 2001.

Para ese momento, ya había comenzando la ceremonia en el Pentágono, sede del Departamento de Defensa estadounidense, en la que el vicepresidente, Joe Biden, el secretario de Defensa, Leon Panetta, y otras autoridades homenajearon tanto a las víctimas de los ataques como a los más de dos millones de militares que participaron en las guerras de Afganistán e Irak. Obama se les unió en horas de la tarde.

 
Refiriéndose al monumento conmemorativo y al museo dedicado a la memoria del 11 de septiembre de 2001 que se erigieron en Ground Zero, muchos de los allegados de las víctimas han expresado el consuelo que significa para ellos el tener un lugar adonde ir para recordar a los seres queridos que perdieron, sobre todo cuando se trata de personas cuyos restos nunca fueron encontrados entre los escombros. En el monumento se pueden leer los nombres de quienes murieron tras el derrumbe de las Torres Gemelas.
 
Autor: Evan Romero-Castillo
 
Editora: Claudia Herrera-Pahl

DW recomienda