1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Congreso brasileño aprueba ley que permite incumplir meta fiscal

El Gobierno en Brasil podrá gastar más dinero de lo hasta ahora permitido. Los adversarios de la presidenta reelecta Rousseff denuncian, que detrás del desequilibrio de las cuentas públicas hay "maniobras electorales".

El Congreso brasileño aprobó el jueves (4.12.2014) una polémica reforma a la ley de presupuestos propuesta por el Gobierno, que elimina la meta de ahorro fiscal prevista para este año, que no se logrará por desequilibrios en las cuentas públicas.

La ley permitirá a la presidenta reelecta Dilma Rousseff incumplir la meta de superávit primario para este año que fue fijada por el propio gobierno.

La sesión conjunta de las cámaras de Diputados y del Senado se inicio la víspera y concluyó después de casi 20 horas, debido a los intentos de la oposición por impedir la votación.

La base opositora se valió de herramientas previstas en el reglamento del Parlamento para postergar el proceso, pero la mayoría oficialista finalmente se impuso y logró aprobar la reforma.

Un respiro para Rousseff

El visto bueno del Congreso a la propuesta es esencial para el gobierno, ya que el incumplimiento de la meta de superávit primario viola la Ley de Responsabilidad Fiscal, y expone a Rousseff al riesgo de un juicio político. La presidente reelecta va comenzar su segundo mandato el 1 de enero próximo.

Los parlamentarios aprobaron el llamado "texto-base" del proyecto y, aunque quedaron pendientes tres documentos adicionales que serán votados la semana próxima, el texto principal de la propuesta quedó formalmente respaldado por el Congreso.

La reforma ha eliminado de la ley de presupuestos la meta de ahorro fiscal prevista para este año, que apuntaba a un superávit primario equivalente al 1,90 % del producto interior bruto (PIB).

El Gobierno admitió que esa meta no se alcanzará y propuso la reforma, a la que se resiste la oposición, para evitar incurrir en faltas administrativas contempladas en la llamada Ley de Responsabilidad Fiscal.

La primera vez sin superávit desde el año 2002

Según argumentó el Ejecutivo, la meta no se pudo lograr debido a diversos factores, entre los que citó las exenciones de impuestos concedidas a sectores industriales afectados por la crisis económica internacional, como el automovilístico y el de electrodomésticos.

De acuerdo con los datos oficiales, se trata de la primera vez que el Gobierno no alcanza la meta de superávit, incluida en la ley de presupuestos desde el año 2002.

Mientras los parlamentarios deliberaban, decenas de manifestantes vinculados a la oposición protestaron por lo que consideraron una prueba del supuesto "descontrol" que existe en las cuentas públicas y demandaron una revisión de las políticas económicas.

La oposición ha denunciado que el desequilibrio en las cuentas del Gobierno se debió en realidad a un aumento del gasto público, que atribuyó a "maniobras electorales" dirigidas a favorecer la reelección de Rousseff.

ZAM (dpa, efe)