1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

Conflicto Israel-Palestina: mucho dinero, poca voluntad política

La Conferencia de Donantes para Palestina ocupa hoy a los columnistas europeos. En París varios países prometieron donar 7,4 mil millones de euros para garantizar el éxito de última iniciativa de paz.

default

En integración y no en división se debe gastar el dinero. Muro divisorio israelí.

El periódico Neue Zürcher Zeitung, de Zürich analiza: “Que la ‘comunidad internacional’ ignore las violaciones y contravenciones de Israel contra el Derecho Internacional es su problema.

La intención empero, de querer tapar este problema con un montón de dinero no es un salvoconducto moral ni ayuda a resolver el conflicto. Para eso lo que se necesita es presión política que apunte a cambios radicales en la calidad de vida de los habitantes de Cisjordania y la Franja de Gaza. Una presión que debe ejercerse sobre todos los partidos involucrados en el conflicto con el fin de que tanto palestinos como israelíes se declaren realmente dispuestos a hacer concesiones”.

El dinero no reemplaza las decisiones políticas

El rotativo francés Le Monde, de París apunta: “El dinero que fue recolectado en París confirma un triste récord: per capita los palestinos son el pueblo que recibe la mayor cantidad de dinero en ayudas, su nivel de vida sin embargo, baja cada vez más. El Banco Mundial lo repite desde hace años: sin libertad de movilización la ayuda financiera internacional no puede ayudar a levantar la economía palestina.

Israel ha logrado desarrollar una de las economías más dinámicas de la región. Tel Aviv tiene que entender que su seguridad no puede ser garantizada mientras en su entorno reinen desesperación y carencia”.

Israel no puede seguir ahogando vida económica de palestinos

El diario alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung, de Frankfurt del Meno, dice: “Es obvio que la comunidad internacional apoye los esfuerzos de paz en el Cercano Oriente. Como también es claro que se necesita un bondadoso aporte en vista de la miseria financiera que existe.

Pero esa ayuda sólo puede desarrollar un efecto económico ostensible si se crean las correspondientes condiciones políticas o, dicho más directamente, si Israel y los palestinos quieren, de verdad, un acuerdo.

Si Israel no sigue ahogando la vida económica de los palestinos sino que la deja florecer. Y si los palestinos no sólo siguen hablando de un querer tener un Estado independiente y autosostenible sino que también trabajen, en efecto, para lograrlo.”