1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Confirman penas de muerte para barras bravas en Egipto

Una corte confirmó 21 pena capital dictadas contra violentos que tras un partido de fútbol causaron la muerte de 74 fans. El ex jefe de policía de Port Said fue condenado a 15 años de prisión, otros fueron absueltos.

Jueces de Port Said durante la sesión mantenida en El Cairo, por razones de seguridad, y que confirmó penas de muerte a barras bravas.

Jueces de Port Said durante la sesión mantenida en El Cairo, por razones de seguridad, y que confirmó penas de muerte a barras bravas.

El tribunal de El Cairo confirmó la pena de muerte impuesta por este caso a 21 personas en enero de 2013. La Justicia condenó además, a 15 años de prisión al ex jefe de policía de Port Said, Essam Samak, por su responsabilidad en los hechos de violencia.

Además del ex jefe de policía, otros nueve acusados fueron condenados a 15 años, seis a 10 años, dos a 5 y uno más a 1 año de cárcel, mientras que a otros cinco se les impuso la cadena perpetua. Todos ellos pueden apelar la sentencia. En el mismo caso fueron absueltas 28 personas, entre ellas siete de los nueve miembros de las fuerzas de seguridad acusados.

Violencia en el fúbol

Protestas en Port Said.

Protestas en Port Said.

La tragedia ocurrió tras un partido celebrado en Port Said el 1° de febrero de 2012, cuando se desencadenaron enfrentamientos entre seguidores del equipo local, Al Masri, y del visitante Al Ahli.

Los seguidores del Al Masri saltaron al campo de juego y comenzaron a atacar a los futbolistas y fans del Al Ahli. Los “ultras” del equipo Al Ahli acusan a la policía de conspirar contra ellos junto a los seguidores del Al Masri, debido al papel que jugaron los hinchas del equipo de El Cairo en las revueltas contra el derrocado Hosni Mubarak.

Círculo vicioso de ataque y contra-ataque

Tras la lectura de las sentencias a muerte de enero se produjeron violentos altercados que cobraron además la vida de más de 40 personas en la región del canal de Suez.

Los seguidores de Al Ahli celebraron hoy en El Cairo las nuevas condenas con fuegos artificiales y consignas contra la policía, portando pancartas en las que podía leerse la palabra "castigo", así como fotografías de algunos de los fallecidos. También mostraron su descontento por la absolución de varios miembros de las fuerzas de seguridad.

El Ejército egipcio asumió el viernes el control de los edificios de los servicios seguridad de Port Said.

JOV (dpa, afp)