Confirmado: 50.000 toneladas de carne tenían trazas de caballo | Economía | DW | 11.04.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Confirmado: 50.000 toneladas de carne tenían trazas de caballo

La carne retirada en Holanda contenía restos de equino. La UE publicará resultados de investigación por el fraude alimentario que afecta al continente.

La comisión europea de Protección del Consumidor confirmó este jueves (11.04.2013) que las 50.000 toneladas de carne retiradas del mercado por las autoridades holandesas por no saberse a ciencia cierta su origen, contenían trazas de carne de caballo. Si bien eso no supone un riesgo para la salud, sí es un fraude al consumidor.

"Las autoridades holandesas confirmaron que se mezcló carne de caballo con carne de vacuno", dijo el vocero de la comisión, quien habló de una “gran cadena fraudulenta” que distribuyó esa carne a 17 países de Europa.

El descubrimiento de este nuevo fraude se realizó en el marco de los análisis de alimentos llevados a cabo desde que hace cinco semanas en toda la Unión Europea, tras detectarse la presencia de carne de caballo en cantidades pequeñas en varios productos etiquetados como carne 100 por ciento de vacuno.

Hay caballo, pero poco

El mayorista holandés Willy Selten, al que se responsabiliza de este escándalo, ya estaba desde hace meses bajo sospecha de fraude, confirmaron este jueves las autoridades de control holandesas. La empresa vendía productos con etiquetado falso desde hace dos años. El origen de la carne que utilizaba sigue siendo un misterio.

Mientras, la Comisión Europea publicará el próximo martes (16.04.2013) los resultados de las 2.250 pruebas de ADN realizadas en alimentos procesados de toda la UE para determinar el alcance del fraude de la carne de caballo vendida como vacuno en productos transformados como lasañas y albóndigas.

“Los Estados están transmitiendo a la Comisión los resultado”, dijo el portavoz comunitario de Salud y Consumo, Frédéric Vincent, quien ya la semana pasada adelantó que los resultados positivos son “bastante limitados”. Entre ellos figuran las 50.000 toneladas anunciadas el miércoles (10.04.2013) por Holanda.

La mayor parte de esa carne habría sido ya consumida, aunque otra parte se habría empleado para la fabricación de productos congelados distribuidos a más de 500 empresas. En Alemania 124 comercios, empresas y procesadoras de alimentos la compraron. La ministra del Agro y Protección al Consumidor, Ilse Aigner, estimó este jueves que casi todos los estados alemanes habían recibido ese producto.

DZC (dpa, Europa Press)