Confesión por iPhone | Curiosidades | DW | 13.02.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Curiosidades

Confesión por iPhone

¿Quién quiere confesarse por teléfono? iPhone ofrece ahora una nueva aplicación que es ‘todo oídos para sus usuarios’ y aunque es por la red se conserva el anonimato. ¿Y qué dice la Iglesia Católica?

default

¿iPhone en vez de confesionario?

Hace unos días salió al mercado una nueva aplicación de iPhone que se llama “Confession: A Roman Catholic App”. El nombre de esta aplicación ya revela en parte de qué se trata: es una manera nueva de confesar los pecados. En la página web de iTunes dice que será una gran ayuda para los penitentes.

Reinhard Sentis, encargado de prensa de la iglesia Católica en Bonn, afirma que la aplicación para confesiones por iPhone puede ayudar a prepararse para la confesión pero no reemplaza al sacramento. Como ya hubo otros intentos fracasados de buscar vías alternativas para la confesión, por ejemplo a través de internet, Sentis está casi seguro de que la nueva aplicación de iTunes no funcionará. Según la Iglesia, dice Sentis, se necesita el contacto directo, confianza y sinceridad. Este contacto se puede establecer solamente con seres humanos y la maquina no puede remplazar al ser humano, dijo.

De qué se trata y cómo funciona

“Confession: A Roman Catholic App” fue creado con la colaboración de dos eclesiásticos de la iglesia Católica de los Estados Unidos, el sacerdote Thomas G. Weinandy, Director Ejecutivo de la Secrataría de Doctrina y Prácticas Pastorales de la Conferencia Episcopal y Dan Scheidt, de la parroquia “Queen of Peace” en Misahawaka, Indiana. Ellos ayudaron a editar los textos que salen en la pantalla del iPhone cuando un pecador decide confesarse por teléfono. El visto bueno fue dado por otro eclesiástico estadounidense, el obispo Kevin C. Rhodes.

Ein Apple iPhone

El iPhone para aliviar la mala conciencia.

Lo que hace la aplicación es primero averiguar el sexo, la edad y profesión del usuario, para tratar de deducir sus hábitos. Entonces recorre paso a paso el procedimiento de la confesión. Interesante es que no solamente se puede elegir entre siete penitencias, si no también hay una lista de pecados entre la cuál se puede elegir uno o introducir nuevos. Hasta se pueden archivar los pecados. Según la página web la cuenta que se crea está protegida con la contraseña.

Sin embargo, se duda que no se pueda entrar de alguna manera a la cuenta o averiguar el número de teléfono del usuario, echando por la borda el principio del anonimato.

La respuesta del Vaticano

Papst / Benedikt / Vatikan / Audienz

El Vaticano no aprueba la aplicación como medio para conseguir la absolución.

Pero en realidad el sacramento de la confesión no se consuma, porque no se imparte la absolución. Solamente se trata de librarse de los sentimientos de culpa. En la página web de Radio Vaticano citan al padre Federico Lombardi, que es director de la Oficina de prensa de la Santa Sede: “Es esencial entender bien que el sacramento de la penitencia requiere necesariamente la relación de diálogo personal entre el penitente y el confesor y la absolución por parte del confesor presente“ (Radio Vaticano 9.11.2011). Pero el padre también dice que en el tiempo de la tecnología y el internet, la aplicación se puede ver como una preparación digital comparable con lo que en el pasado “se hacía con textos y preguntas escritas en folios de papel, que ayudaban a examinar la propia conciencia”.

Para bajar “Confession: A Roman Catholic” se necesita el programa iTunes y además el usuario tiene que pagar 1.99 $.

Autora: Vera-Helena Nickelé

Editora: Emilia Rojas-Sasse

DW recomienda

Enlaces externos