1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Confesión de sueco detenido en China es “falsa”

El sueco Peter Dahlin, cofundador de la ONG China Action y detenido desde principios de mes, ha aparecido en la cadena nacional de la televisión china CCTV en una confesión que es considerada por los miembros de su organización como “falsa” y “absurda”. En una noticia emitida la noche del martes 19 de enero, CCTV argumenta que el ciudadano sueco trabajó en China como una especie de agente extranjero enviado al país por fuerzas hostiles con el objetivo de minar el poder del Partido Comunista de China y atentar contra la seguridad del Estado.

“He violado la ley china con mis actividades aquí. He causado daño al Gobierno chino y he dañado los sentimientos de la sociedad china. Me disculpo sinceramente por todo ello, siento mucho todo lo que ha ocurrido”, dice Dahlin en la grabación. Las autoridades lo acusan de recibir dinero no declarado y llevar a cabo actividades irregulares en conexión con una firma de abogados local perseguida por Pekín que pusieron en peligro la seguridad del Estado.

Se trata de un cargo muy grave en el país que puede suponer una pena de entre 5 y hasta 15 años de prisión si las circunstancias son consideradas especialmente “serias”, precisaron diversos expertos a EFE. En este caso, la supuesta confesión de Dahlin sería un atenuante de la condena. En la grabación de CCTV se puede ver en lo que parecer ser su vivienda a Dahlin, que está bajo “medidas coercitivas de acuerdo con la ley” -lo que puede traducirse en arresto domiciliario en su casa o en otra ubicación no especificada-.

“No tengo ninguna queja. Creo que el trato que se me ha dado ha sido justo. Me han proporcionado buena comida, muchas horas de sueño y no he sufrido maltrato de ningún tipo”, asegura Dahlin, de 35 años y quien sufre la enfermedad de Addison, una deficiencia hormonal para la que se necesita medicación diaria.

La agencia oficial Xinhua precisó, en una nota anoche, que la organización de Dahlin contrató y entrenó a otros para “reunir, fabricar y tergiversar información sobre China” y que recibía “altas sumas de dinero" por parte de siete organizaciones extranjeras para crear “incidentes de masas” en el país. (EFE)