1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Conferencia de Seguridad en Múnich: entre Tíbet y el armamento atómico

La 46 Conferencia Internacional de Seguridad en Múnich se lleva a cabo este fin de semana. El tema del programa atómico de Irán ocupa un lugar especial en la agenda del encuentro, al cual asiste por primera China.

Der Aussenminister von China, Yang Jiechi, links, und der Vorsitzende der Sicherheitskonferenz, Wolfgang Ischinger, rechts, sprechen vor Beginn der Sicherheitskonferenz im Hotel Bayerischer Hof in Muenchen, Bayern, miteinander. Ab Freitag, 5. Februar 2010 treffen sich im Tagungshotel Politiker und Militaers zur 46. Muenchener Sicherheitskonferenz. (apn Photo/Christof Stache) --- Chinese Foreign Minister Yang Jiechi, left, and the Chairman of the Munich Security Conference Wolfgang Ischinger, right, speak together prior to the begin of the annual Munich Security conference in Munich, southern Germany, on Friday, Feb. 5, 2010. Politicians and military representatives will join for the annual Munich Security conference from Friday, Feb. 5 until Sunday, Feb. 7, 2010. (AP Photo/Christof Stache)

El ministro chino de Exteriores, Yang Jiechi (izq) y el organizador de la conferencia, Wolfgang Ischinger

A la Conferencia Internacional de Seguridad que empieza en Múnich, la presencia del ministro iraní de Relaciones Exteriores, Manuschehr Mottaki, le agrega un especial interés, pues podría hacer entrar un poco de aire fresco al tema del enriquecimiento de uranio. Según dijo el ministro alemán de Defensa, Karl-Theodor zu Guttenberg al inicio de la Conferencia, “de Teherán se espera una clara e inequívoca señal”. En este encuentro informal toma parte desde 1962 la crema y nata de la seguridad internacional y, aunque no tiene ningún poder resolutivo, el tratamiento que se le da a sus temas tiene peso internacional.

Irán-Occidente, desconfianza mutua

Un Irán con armamento atómico representa el peligro de reiniciar una carrera armamentista, así la postura del ministro alemán de Exteriores, Guido Wersterwelle, en una entrevista que pocas horas antes de empezada la conferencia diera a la emisora Deutschlandfunk.

Según información del diario alemán Süddeutsche Zeitung Teherán dispone ya de planes de construcción para una ojiva nuclear. Sin embargo, a principios de la semana, el presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, había señalado sorpresivamente que estaba dispuesto a aceptar un acuerdo con las potencias nucleares mundiales:

Irán está listo para intercambiar uranio escasamente enriquecido por uranio enriquecido a un mayor grado en otros países, dijo el presidente iraní. Las potencias mundiales habían presionado en los últimos meses a Teherán para que aceptase una propuesta para enriquecer uranio en Francia y Rusia. El Organismo Internacional de Energía Atómica no ha recibido hasta ahora ninguna comunicación oficial sobre la nueva postura de Irán.

Según el politólogo alemán Volker Perthes, de la Fundación Alemana para Ciencia y Política, el punto clave en la cuestión de Irán no es si tiene la bomba o no, o si tiene la capacidad técnica para tenerla, sino una cuestión política.

“El tira y afloja con Teherán se debe a la falta de confianza en el régimen de Ahmadineyad; y en la falta de confianza del régimen de Ahmadineyad en Occidente”, resalta Perthes para quien hay que intentar comprender cómo piensa la élite iraní, “el mundo se ve muy diferente si se mira desde Teherán hacia Irán o Afganistán en donde por todos lados se encuentran tropas estadounidenses o si se mira desde Europa hacia el Medio Oriente”.

Wolfgang Ischinger

Wolfgang Ischinger

China presente

Esta edición de la conferencia muniquesa ofrece otro punto de interés: en su inauguración tomo parte el ministro chino de Relaciones Exteriores, Yang Jiechi. Es la primera vez que Pekín envía a un representante de tan alto nivel a este encuentro. Expectativa despierta su encuentro con el representante de Estados Unidos, pues el tema del probable encuentro del presidente estadounidense, Barack Obama, con el Dalai Lama, el líder tibetano, ha puesto tensión a las relaciones con Washington.

Solana premiado

El diplomático español Javier Solana, ex responsable de seguridad y política exterior de la Unión Europea, será galardonado con el premio Edwald von Kleist que otorga esta Conferencia, que se celebra desde 1962. En la primera entrega del premio, en 2008, fue laureado el ex secretario de Estado norteamericano Henry Kissinger.

Según los organizadores, Javier Solana, de 67 años, quien fuera secretario general de la alianza atlántica OTAN entre 1995 y 1999, se ha hecho merecedor del premio por su trayectoria política y diplomática, así como por sus permanentes gestiones por la paz a nivel internacional. "Supo darle a Europa una voz única en las relaciones internacionales y es uno de las personalidades que desarrolló la estrategia de prevención de crisis en Europea".

Otro tema a tratar en la conferencia, que sesiona hasta el domingo: Afganistán y las posibilidades de un desarme nuclear. El Secretario General de la OTAN, Anders Fogh Rasmusen toma parte en la conferencia, lo mismo el presidente de Afganistán, Hamid Karzai, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y el nuevo titular del Organismo Internacional de la Energía Atómica, Yukiya Amano.

MB/dpa/dlf
Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda