1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Condenan asesinato de líder indígena en Honduras

Nelson Noé García murió el pasado martes por heridas de bala en un enfrentamiento con los cuerpos de seguridad durante el desalojo de unas 150 familias de la etnia lenca.

La organización defensora de los derechos humanos Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (Cejil) condenó el asesinato del líder indígena hondureño Nelson Noé García y lamentó que el Estado de Honduras no adopte las "medidas necesarias" para evitar estos hechos.

García, de 38 años y padre de cinco hijos, formaba parte del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh), al igual que la líder indígena Berta Cáceres, quien también fue asesinada el pasado 3 de marzo.

"Condenamos enérgicamente este nuevo hecho ocurrido cuando apenas han transcurrido doce días del asesinato de la líder indígena y ambientalista Berta Isabel Cáceres. Es preocupante que el Estado siga sin adoptar las medidas necesarias y suficientes a efectos de que se garantice la vida e integridad de las personas que integran el Copinh", dijo en un comunicado la directora de Cejil para Centroamérica y México, Marcia Aguiluz.

Desalojo sangriento

García murió el pasado martes por heridas de bala en un enfrentamiento con los cuerpos de seguridad durante el desalojo de unas 150 familias de la etnia lenca que estaban en supuestas tierras privadas en el norte hondureño, según denunció el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh), algo que la Policía desmintió.

La Policía de Honduras indicó en un comunicado que García, de 38 años, fue atacado por "dos desconocidos cuando salía de su casa" en la aldea El Naranjal, ubicada a unos 20 kilómetros de distancia del sitio donde ocurrió el desalojo.

"Este nuevo asesinato demuestra que la espiral de violencia contra los pueblos indígenas que luchan por sus territorios en Honduras permanece, así como la impunidad. Con este tipo de actuaciones, se envía un mensaje más de intimidación hacia toda la comunidad de defensoras y defensores de derechos humanos en este país, aumentando su situación de riesgo", afirmó Cejil.

Piden comisión internacional

Cejil solicitó al Gobierno hondureño que acepte la participación de una comisión internacional conformada por personas expertas en la investigación de los asesinatos Nelson García y Berta Cáceres, y exigió medidas de protección para las familias de estas víctimas.

"También pedimos al Estado de Honduras que responda la petición de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos relacionada con el testigo (del crimen de Berta Cáceres) Gustavo Castro Soto, de manera que se encuentre una forma alternativa de cooperación que le permita regresar a México, país donde reside y a donde le han prohibido volver", concluyó Cejil.

Cáceres, asesinada el pasado 3 de marzo dentro de su casa en la occidental cuidad de La Esperanza, fue una destacada defensora de los recursos naturales del país frente a la construcción de proyectos hidroeléctricos.

EL(efe, reuters)

DW recomienda