1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Condenados a cadena perpetua diez islamistas por atentar contra la Premio Nobel Malala

Diez islamistas acusados de haber planeado y perpetrado el atentado que trató de acabar con la vida de la joven Malala han sido condenados a muerte por un tribunal pakistaní. La pena equivale a 25 años de prisión.

Un tribunal antiterrorista de Mingora, la principal ciudad del valle pakistaní del Swat, ha condenado a cadena perpetua a las diez personas que atacaron a la Premio Nobel de la Paz Malala Yousafzai el 9 de octubre de 2012.

El ejército de Pakistán detuvo el pasado mes de septiembre a diez insurgentes pertenecientes al grupo islamista Shura, vinculado al principal grupo talibán del país –el Tehreek e Taliban Pakistan (TTP)-, acusados de haber participado en el ataque perpetrado contra la joven Malala en octubre de 2012. En el momento de la agresión, la joven, icono de la luchas por el derecho a le educación de la mujer, volvía a su casa del colegio cuando el vehículo en el que viajaban ella y otras niñas fue abordado por dos hombres armados que la tirotearon después de identificarla. Tras el ataque, la niña fue trasladada de inmediato a un hospital de Rawalpindi donde, aún inconsciente, decidieron embarcarla en un vuelo con destino a Londres, donde se recuperó de las heridas sufridas.

Pakistan Karachi Anschlag auf Frauenrechtsaktivistin Sabeen Mehmud

Así quedó el coche de la activista Sabeen Mehmud, asesinada por un motorista hace pocos días en Karachi.

Según la Fiscalía, los condenados reconocieron su implicación en el ataque y acusaron al líder prófugo de los talibanes paquistaníes, Maulana Fazluya, de haber sido el cerebro del atentado. “El tribunal les encontró culpables del ataque y de conspiración para matarla y les impuso cadenas perpetuas”, indicó una fuente anónima a la agencia alemana dpa. En Pakistán, la cadena perpetua equivale a cumplir 25 años en prisión. Ahora, “los condenados pueden apelar la sentencia ante la Corte Suprema”, explica el abogado Shahbaz Rajput.

La joven Malala, que ahora tiene 17 años, reside actualmente con sus padres en la localidad británica de Birmingham. A pesar de las heridas sufridas, sigue defendiendo el derecho de las niñas a la educación. Los talibanes han amenazado con matarla en repetidas ocasiones si vuelve a Pakistán. Hace unos meses, la adolescente compartió el Premio Nobel de la Paz con el indio Kailash Satyarthi, por sus esfuerzos en defensa de los derechos de los niños.

JC (dpa, EFE)