1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Con un triunfo comenzó el maratón electoral para la CDU de Merkel

Aunque con retrocesos, la Unión cristianodemócrata de la canciller Angela Merkel consolidó su hegemonía en Sajonia-Anhalt, donde se celebraron elecciones regionales. Los Verdes avanzaron debido al debate nuclear.

default

Reiner Haseloff fue el candidato principal de la CDU en los comicios.

La Unión Cristianodemócrata (CDU) de la canciller alemana, Angela Merkel, resultó la fuerza más votada en las elecciones regionales de Sajonia-Anhalt, en el este del país, aunque sufrió un retroceso de más de tres puntos respecto a las legislativas de hace cinco años.

"Este es un gran día para Sajonia-Anhalt y para la CDU", dijo el candidato conservador, Rainer Hasselhof, hasta ahora ministro de Economía de ese "Land" de la extinta República Democrática Alemana (RDA), con una tasa de desempleo superior al 13 por ciento.

Según los resultados provisionales finales, la formación de Merkel alcanzó el 32,5 por ciento de los votos y salió así airosa de la prueba de fuego a la que se enfrentaba.

Por su parte, los socialdemócratas del SPD, con los que gobierna ese Estado desde 2006, obtuvieron el 21,5 por ciento de los apoyos, resultado similar al de 2006, y se posicionaron así como tercera fuerza, detrás de La Izquierda (Die Linke).

Sin embargo, el partido de poscomunistas y socialdemócratas desencantados, que se hizo con el 23,6 por ciento, no podrá gobernar.

No en vano, el candidato del SPD, el ministro de Finanzas del "Land", Jens Bullerjahn, insistió durante la campaña electoral en que no formaría la polémica coalición con La Izquierda, rechazada en numerosas regiones alemanas, si era ese partido el que la dirigía.

A falta de cerrar el recuento de votos, está claro que la CDU será quien dirija las negociaciones y todo parece indicar que tratará de renovar la "Gran Coalición".

"Creo que estabilidad es lo que más necesita este Estado", subrayó el jefe de gobierno saliente, el critianodemócrata Wolfgang Böhmer. Y por el momento no parece haber obstáculos en el camino, aunque La Izquierda no esté dispuesta a renunciar a su oportunidad.

"El SPD tiene que decidir si se toma en serio su programa, porque sólo puede funcionar con La Izquierda", subrayó su líder, Klaus Ernst. Los ganadores indiscutibles de la jornada electoral, con una alta participación comparada con el mínimo histórico de 2006, fueron los Verdes, tradicionalmente débiles en Sajonia-Anhalt, uno de los Estados más conservadores de Alemania.

Duplicaron el resultado de hace cinco años para sumar 7,1 por ciento de los votos y regresaron así al Parlamento de Magdeburgo, donde estuvieron ausentes 13 años.

El aumento de apoyos a ese partido antinuclear es consecuencia del intenso debate atómico surgido en Alemania a raíz del desastre en la central japonesa de Fukushima y del criticado giro en política nuclear adoptado esta semana por la canciller.

El factor japonés

"Los acontecimientos en Japón convencieron a muchos para volver a votar verde", confirmó Claudia Dalbert, candidata de ese partido. Sin embargo, Sajonia-Anhalt no cuenta con plantas atómicas y sus ciudadanos viven más preocupados por el galopante desempleo, la falta de perspectivas económicas, el endeudamiento, la despoblación y el envejecimiento de su población, que por la energía atómica.

Por ello los expertos no preveían una seria derrota de la CDU. El Partido Liberal (FDP), socio menor de la coalición de Merkel en Berlín, fue por el contrario el gran perdedor y con el 3,8 por ciento de los votos, quedó fuera del Landtag. Tampoco entrará en él el partido neonazi NPD, que sólo acumuló un 4,6 por ciento.

Los expertos temían que lograse un porcentaje mayor que le permitiera colarse en el Landtag de Magdeburgo, después de hacerlo ya en Sajonia y Mecklemburgo-Pomerania Occidental, ambos en el este. El hemiciclo de Magdeburgo, a orillas del Elba, se repartirá del siguiente modo: 41 escaños para la CDU, 29 para La Izquierda, 26 para el SPD y nueve para los ecologistas.

Maratón electoral

Los del domingo pasado fueron los segundos comicios del maratón electoral que se celebra este año en Alemania y que arrancó el 20 de febrero en Hamburgo. La CDU sufrió uno de los peores resultados de su historia y perdió la ciudad-Estado en la que gobernaba desde hacía casi 10 años.

El próximo domingo le toca el turno a Renania-Palatinado y al próspero Baden-Württemberg, donde se espera un impacto mayor del debate nuclear e incluso una hecatombe para el partido de Merkel. Y un golpe para la CDU en el sureste alemán podría tener repercusiones en todo el país.

Para el 42 por ciento de los ciudadanos de Sajonia-Anhalt, el tema nuclear fue relevante en las elecciones del domingo, pero para sus vecinos del sur, con plantas atómicas en activo, la moratoria anunciada por Merkel esta semana para la controvertida ampliación de la vida útil de las 17 centrales nucleares alemanas y los accidentes en Japón serán con toda seguridad determinantes. Además de Hamburgo, Sajonia-Anhalt, Baden-Wurttemberg y Renania- Palatinado, este año se renuevan los parlamentos regionales de Bremen, Mecklemburgo-Pomerania Occidental y Berlín.

DPA

Editor: Enrique López

DW recomienda