1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Con "Enigma" contra la República

Las tropas nacionalistas de Francisco Franco utilizaron la legendaria máquina de cifrado nazi "Enigma" durante la Guerra Civil Española.

default

Una "Enigma" en el Museo de la Historia de Alemania.

Hasta ahora, el empleo de las cifradoras "Enigma" fue mantenido como secreto militar. Con el empleo de las "Enigma", a Franco le fue posible comunicarse con otros generales golpistas en los frentes del norte y el sur.

Symbolfoto Kryptografie

Detalle de una "Enigma".

En una buhardilla del Palacio de Buenavista, el actual Cuartel General del Ejército, en Madrid, se ha ventilado durante un inventario después de setenta años uno de los más celosamente guardados secretos de la Guerra Civil Española, escribe la revista alemana Der Spiegel.

El descubrimiento de las máquinas de cifrar es una importante explicación de los éxitos militares de las tropas de Franco, agrega la revista.

Para poder coordinar estratégicamente las tropas golpistas diseminadas por todo el país, Franco apostó por una efectiva comunicación. Pero para ello necesitaba cifrar los mensajes, a efectos de que el enemigo no los entendiera.

Máquinas cifradoras para los generales

En noviembre de 1936, Franco compró en Alemania máquinas cifradoras para sus generales. Se dice que él mismo llevaba siempre una "Enigma" cuando visitaba los frentes de batalla.

Las ventajas del cifrado mecánico eran evidentes, aún cuando las máquinas debían ser operadas por dos personas: en lugar de tablas de cifrado y códigos que podían ser descifrados más o menos rápidamente por el enemigo, las "Enigma" ofrecían "sorprendentes 1.252.962.387.456" combinaciones posibles, como destacó el oficial responsable en el cuartel general de Franco en 1936.

Sólo la versión civil, por las dudas

La Guerra Civil Española fue el primer uso en guerra de las máquinas desarrolladas en 1920 y vendidas a empresas privadas a partir de 1923. Los nazis seguramente siguieron con interés las experiencias de las tropas franquistas, pues ellos mismos planeaban el perfeccionamiento de las "máquinas milagrosas" para su uso militar.

Por ello, Hitler no envió a sus aliados españoles el modelo más avanzado de la "Enigma", sino la versión civil. Todo parece indicar que los nazis temían que la cifradora de última generación cayera en manos republicanas y el secreto de su funcionamiento pudiera ser revelado.

Pero tanto secreteo de nada les valió. Matemáticos polacos y británicos lograron desentrañar el código. Gracias a ello, los Aliados pudieron descifrar mensajes secretos de las fuerzas militares alemanas, lo que está considerado decisivo para la victoria aliada en la Segunda Guerra Mundial.

DW recomienda