1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Con cambio climático abre 2ª jornada de Cumbre del G7

La lucha contra el cambio climático es el tema de la sesión de trabajo con la que los líderes del G7 iniciaron este lunes la segunda y última jornada de la cumbre en el alpino palacio de Elmau.

Los líderes de Estados Unidos, Alemania, Francia, Reino Unido, Italia, Canadá y Japón, que ayer deliberaron en torno a la crisis griega y el conflicto en Ucrania, abordarán un asunto en el que los Gobiernos alemán y francés se han aliado para intentar culminar con éxito la Cumbre del Clima de París de finales de este año.

El presidente francés, François Hollande, y la canciller alemana, Angela Merkel, quieren que en París se logre un acuerdo global y vinculante para reducir de forma radical las emisiones de CO2 y otros gases que provocan el calentamiento global.

Las dos mayores economías de la eurozona aspiran a que esta cita sirva para que sus socios del G7 anuncien o ratifiquen sus compromisos nacionales de reducción de emisiones, y sean ejemplo para otros países.

¿Apoyo a países más afectados?

Además, Francia y Alemania quieren presionar para que los asistentes a Elmau comprometan más dinero para el Fondo Verde del Clima, que debe contar con 100.000 millones de euros anuales a partir de 2020 para apoyar a los países más afectados por el cambio climático.

En este ámbito, varias ONG como Oxfam y Greenpeace han criticadoque, pese a sus declaraciones, Alemania, anfitriona del encuentro, dependa tanto del carbón para su producción eléctrica, ya que este combustible fósil es altamente contaminante. La segunda sesión y la siguiente comida de trabajo estarán dedicadas al terrorismo islamista, la cooperación internacional para el desarrollo y la respuesta ante crisis sanitarias.

Boko Haram y el Estado Islámico serán abordados en un primer momento y los miembros del G7 contarán para ello con la participación y aportación de los presidentes de Nigeria, MuhammduBuhari, y de Túnez, Beyi Caid Essebsi, así como del primer ministro de Irak, Haider Al Abadi.

Con ellos abordarán también la renovación de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, punto en el que Alemania quiere alcanzar un compromiso para reducir sustancialmente el hambre en el mundo y se ha llegado a citar el reto de sacar a 500 millones de personas de la pobreza extrema para 2030.

Virus y bacterias como tópico político

Otro capítulo que la canciller quiere colocar en la agenda internacional es la salud, ámbito en el que desea el respaldo del G7 a la propuesta presentada por Alemania, Ghana y Noruega para crear una fuerza médica de respuesta rápida ante epidemias como el ébola.

Se trabaja también en un compromiso para impulsar la puesta en marcha de planes nacionales frente a virus y bacterias multirresistentes a los antibióticos, con normas claras para acabar con las prescripciones permisivas tanto en personas como animales.

JOV (efe, Reuters)