1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

Comportamiento indigno

Las acusaciones contra el diputado izquierdista Gregor Gysi, a quien se señala reiteradamente como ex espía de la Stasi, son indignas de partidos políticos democráticos, dice la prensa alemana este jueves.

default

El diputado Gregor Gysi, de La Izquierda.

El Rhein-Zeitung, de Koblenz, aborda así el tema: „El procedimiento contra Gregor Gysi es indigno de todo ámbito parlamentario; no es más que una vulgar revancha por el hecho de que La Izquierda rebasa desde hace meses a socialdemócratas y cristianodemócratas. Prueba suficiente de esta pobreza política es el hecho de que un partido nacido de muchas ensoñaciones políticas sea el que le muestre a dos grandes agrupaciones como el SPD y la CDU qué es lo que mueve al pueblo. Los integrantes de la Gran Coalición están tan alarmados por el crecimiento de La Izquierda, que utilizan métodos ajenos a todo partido político democrático. Es un golpe bajo, que no hará sino afectar aún más las relaciones entre el Este y el Oeste de Alemania".

Límites claros

En Berlín, el Tagesspiegel opina: "Sin duda, ocuparse de personas específicas involucradas en un sistema dictatorial constituye un servicio a la sociedad alemana unificada. Con ello es posible establecer límites claros, servir a los intereses de las víctimas y también de quienes demandan saber cómo se sostiene una dictadura a lo largo de décadas. Pero en esta labor además es importante que este proceso establezca diferencias precisas. En ello, la labor de las autoridades no ha estado a la altura, durante los primeros 20 años de la Caída del Muro. El comportamiento de la comisión investigadora sobre la Stasi, en el caso de Gregor Gysi, hace temer que esto cambie poco hacia el futuro."

Trato diferenciado

El Saarbrücker Zeitung, de Saarbrücken, coincide: "Aún cuando dos personas hagan lo mismo, esto no significa que la consecuencia sea igual. Manfred Stolpe y Gregor Gysi mediaron entre opositores y autoridad; uno sirviendo a la iglesia, otro como abogado. En ambos casos existían indicios de que podían haber trabajado para los servicios secretos de la RDA. Pero en ninguno hay evidencia concluyente; sólo documentos que pueden ser interpretados de una manera u otra. La diferencia es que, pese a ello, el SPD puso a Stolpe como ministro federal en 2002. En cambio, socialdemócratas y cristianodemócratas buscan ahora poner a Gysi en la picota."

El eje París-Varsovia

Otro tema que aparece en la prensa de este jueves es la visita del presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, a Polonia. El diario conservador polaco Rczezpospolita, de Varsovia, escribe al respecto: "En cuestiones geopolíticas clave, una gran distancia separa a Polonia y a Francia. Sarkozy prinunció palabras dulces hacia Ucrania Georgia, pero ello en nada cambia el hecho de que Francia desea adelgazara la Unión Europea, mientras que Polonia puja por una nueva ampliación. En viste de ello, el establecimiento de un eje París-Varsovia como contrapeso a la creciente hegemonía de Alemania queda como un mero intento. Recordemos la cumbre de la OTAN en Bucarest, donde Sarkozy dio espaldarazo a la posición de Angela Merkel (pese a que ambos no se agradan) contra la propuesta polaca de invitar a Kiev y a Tifilis. A los franceses siempre les quedará más cerca Berlín que Varsovia."

Fortalecer a Europa

El periódico regional francés Nord Eclair hace la siguiente reflexión: "Lo que interesa a los líderes polacos, sin importar la filiación partidista, es la posición geoestratégica de Francia en un mundo plagado de peligros. Polonia espera que Francia, independientemente de quién ocupe la presidencia, se esfuerce más por consolidar el papel de Europa en el mundo."

DW recomienda