1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Comisión Federal de Comercio de EE. UU. también demanda a Volkswagen

La FTC dio a conocer este martes (29.03.2016) que abrió una causa contra Volkswagen por publicidad engañosa.

La Comisión Federal de Comercio (FTC) se sumó a las demandas contra la automotriz alemana Volkswagen en Estados Unidos, en el marco del escándalo por la manipulación de motores.

Según indicó, se trata de un resarcimiento por los daños millonarios causados a los dueños de automóviles en Estados Unidos que creyeron en la promesa de la automotriz de que contaba con una tecnología "limpia" en sus vehículos diésel.

Volkswagen se encuentra inmersa en un escándalo tras haber admitido en septiembre del año pasado que instaló un software ilegal para simular menores emisiones de gases contaminantes.

Falsas premisas

La FTC acusa a VW de haber vendido cientos de miles de modelos diésel en Estados Unidos entre 2008 y fines de 2015 bajo premisas falsas: "Nuestra demanda busca una indemnización para los consumidores que compraron coches afectados en base a las prácticas engañosas y desleales de Volkwsagen", explicó la directora del FTC, Edith Ramirez.

"Recibimos la demanda y continuamos nuestra cooperación con todas las autoridades estadounidenses, inclusive con la Federal Trade Comission", reaccionó un portavoz de VW en Alemania.

Suma amenazante

La autoridad de comercio estima que el precio de venta promedio de los automóviles manipulados fue de unos 28.000 dólares y calcula que fueron más de 550.000 vehículos afectados, lo que da una suma de 15.400 millones de dólares. El cálculo parece ser más una amenaza que un pedido concreto de indemnización, aunque la FTC establece así una vara bastante alta a la hora de negociar un acuerdo.

La comisión, que se encarga de velar por los derechos de los consumidores, presentó la demanda en el mismo tribunal de San Francisco que trata las cientos de demandas civiles contra la automotriz. A estas se suma una demanda del Departamento de Justicia en nombre de la Agencia de Protección Ambiental (EPA), que exige multas por hasta 46.000 millones de dólares por violar la ley de aire limpio de Estados Unidos.

El jueves pasado, el juez estadounidense Charles Breyer aprobó que se extendiera hasta el 21 de abril el plazo para llegar a un acuerdo con la EPA sobre el reacondicionamiento de los autos diésel.

RML (dpa, efe)

DW recomienda